Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los municipios de la Costa del Sol han tramitado más de 200 modificaciones urbanísticas en 3 años

La Junta ya ha retirado las competencias delegadas a tres ayuntamientos malagueños

La Comisión Provincial de Urbanismo de Málaga ha tramitado desde 1998 más de 200 expedientes de modificación puntual de elemento en los planes generales de ordenación de 13 municipios de la Costa del Sol, en su inmensa mayoría para aumentar la edificabilidad de los suelos afectados. La consejería de Obras Públicas admite que existe un uso 'abusivo' de esta fórmula, de la que se han valido los ayuntamientos para propiciar cambios sustanciales en sus planeamientos. La Junta mantiene retiradas las competencias delegadas a tres ayuntamientos por desacuerdo con sus prácticas urbanísticas.

Según la Consejería de Obras Públicas, la figura de la modificación de elemento se incluyó en la legislación para permitir más agilidad a los ayuntamientos en el cambio de algunas determinaciones que, durante la propia ejecución del planeamiento, se estimaran aconsejables, y de ahí su carácter de puntual.

Sin embargo, la experiencia en la Costa del Sol parece indicar que los ayuntamientos han utilizado esta práctica para alteraciones que afectan al diseño de sus propios planes generales de ordenación, como los usos o la edificabilidad de suelos que, según la consejería, nunca pueden tener un tratamiento individual. 'Hay cambios que llevan a desvirtuar los planes generales porque introducen descompensaciones esenciales en el territorio, un cambio en el volumen de edificabilidad quiere decir que se introduce más población en un lugar donde se habían diseñado determinados servicios e infraestructuras que pueden resultar insuficientes', reconoce el delegado de la Consejería de Obras Públicas en Málaga, Enrique Salvo.

Por ejemplo, el Ayuntamiento de Torremolinos tramita como modificación puntual de elemento la recalificación para permitir un hotel de 24 plantas junto al Palacio de Congresos. El Ayuntamiento de Fuengirola inició hace una semana un expediente de modificación puntual para reclasificar La Yesera, un suelo de 34.500 metros cuadrados donde la modificación se permitirá construir 248 viviendas, 113 más que las contempladas en el plan general. También mediante cinco expedientes de modificaciones puntuales de elemento, el Ayuntamiento de Mijas prevé planificar el desarrollo de una superficie de un millón de metros cuadrados en Las Lagunas en la que proyecta un parque, viales y 5.000 viviendas.

La consejería sospecha que en muchas ocasiones los ayuntamientos, al redactar sus planes generales, ya saben que determinadas parcelas tendrán un desarrollo distinto a su clasificación inicial, puesto que en muchas ocasiones alegan el alto coste de la urbanización como razón para aumentar los volúmenes de edificabilidad. Desde 1996, la Comisión Provincial de Urbanismo ha tramitado 253 peticiones de modificación puntual de elemento de 13 municipios de la Costa del Sol, si bien, casi todos se han acumulado en los tres últimos años, coincidiendo con un periodo en el que el sector de la construcción ha experimentado un proceso de expansión sin precedentes en la zona.

En esta lista no se incluye el caso de Marbella, ya que el Ayuntamiento no tramita las modificaciones en la Comisión Provincial de Urbanismo.

Cambios masivos

Los ayuntamientos que más han abusado del recurso de la modificación puntual de elemento son los de Benalmádena, Estepona y Rincón de la Victoria, que son precisamente los que tienen los planes generales más antiguos. En lugar de revisarlos para adaptarlos a las nuevas circunstancias económicas y urbanísticas, las corporaciones de estos municipios han optado han optado por introducir modificaciones de forma masiva. El Ayuntamiento de Estepona ha tramitado 54 expedientes de modificación desde 1996, 42 de ellos durante los cuatro años de mandato de Jesús Gil Marín. El plan de ordenación en vigor en Estepona data de 1994, aunque el Ayuntamiento no ha presentado aún un texto refundido que le exigió la administración autonómica.

Rincón de la Victoria, gobernada por el PP, ha tramitado 38 desde la aprobación de su plan general en 1992, 14 de ellos en los dos últimos años. Este es uno de los ayuntamientos a los que la Junta no renovó las competencias urbanísticas delegadas, junto a Marbella y Torremolinos. La Junta ha informado desfavorablemente cinco de las 10 modificaciones tramitadas en este año, y ello porque mientras un ayuntamiento tiene competencias delegadas, los informes de la comisión provincial son preceptivos pero no vinculantes.

Benalmádena, gobernada por el independiente Enrique Bolín, ha tramitado 44 modificaciones desde la aprobación del plan general en 1995. La delegación de competencias a este consistorio expiró el pasado 18 de noviembre, aunque hasta la fecha no ha solicitado a la Junta su renovación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 7 de diciembre de 2001