Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Prisión para un director del Inem y un guardia civil por vender 'papeles' falsos

El titular del Juzgado número 1 de Almería, Nicolás Poveda, ordenó ayer prisión preventiva, eludible con el pago de 500.000 pesetas, para el director de la oficina del Instituto Nacional de Empleo (Inem) del municipio almeriense de Roquetas de Mar y para un cabo de la Policía Judicial del puesto de la Guardia Civil de esa misma localidad. Ambos están imputados por supuestos delitos de estafa, amenazas y cohecho al vender por 2,7 millones de pesetas permisos falsos de residencia y trabajo a 19 mujeres rusas que trabajaban en un club de alterne de Roquetas de Mar.

El dueño de ese club presentó la denuncia, en la que se aludía además a una tercera persona, un empresario de Almería que ha quedado en libertad provisional sin fianza después de declarar como imputado.

Los hechos comenzaron cuando el cabo, D.C.P., visitó al dueño del club de alterne Gessy y le exigió los 2,7 millones por regularizar a las mujeres. El guardia civil amenazó al dueño con denunciarlo por emplear a mujeres indocumentadas. Cuando el propietario del club descubrió que los papeles eran falsos, denunció los hechos. Del dinero que había pagado, un millón de pesetas se lo quedó el director de la oficina del Inem, R.U.A., otro fue para el cabo de la Guardia Civil, D.C.P., y setecientas mil pesetas para el empresario almeriense, J.U.B.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 6 de diciembre de 2001