Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ebro Puleva pacifica la gestión y pone orden en casa

El grupo acomete un plan para ajustar activos y estructura industrial

Hace un año, Ebro y Puleva procedieron a su fusión constituyendo el primer grupo español agroalimentario con previsiones de invertir más de 120.000 millones para seguir creciendo. Hoy, los nuevos gestores han optado por hacer borrón y cuenta nueva del pasado, ordenar la casa, ajustando activos y su estructura, con inversiones de 40.000 millones de pesetas.

Los nuevos gestores de Ebro Puleva, los vicepresidentes Javier Tallada y Guillermo Mesonero, de acuerdo con el presidente José Manuel Fernández Norniella,hombre puesto ahí por Economia,han apostado por una gestión profesional.

En los próximos cinco años el grupo invertirá unos 40.000 millones de pesetas para mejorar su estructura industrial

Se ha pasado página y no han hurgado sobre las supuestas irregularidades en la gestión de los anteriores cargos de la empresa, hoy con una denuncia abierta en la Audiencia Nacional.

El primer objetivo del nuevo grupo, con vistas al futuro, ha sido racionalizar la estructura del conjunto de sociedades industriales, poner en marcha un plan para ajuste de activos inmobiliarios, 'una caja de sorpresas', según fuentes de la empresa, y reactivar las sociedades propias con unas inversiones totales cercanas a los 40.000 millones de pesetas.

Líder por su volumen de facturación en el sector agroalimentario español, con unas previsiones de ventas este año de 365.000 millones de pesetas, Ebro Puleva aspira a convertirse en líder en alimentos funcionales con un claro enfoque hacia los intereses del consumidor, una política marquista, ajustando costes de producción y con la innovación como bandera y los productos de más valor añadido.

En los últimos meses, el grupo ha estudiado diferentes ofertas de compra, desde el mundo del aceite al sector de los vinos o helados. Sin embargo, aunque no se descarta la posibilidad de adquisiciones inmediatas, el principal objetivo de los nuevos gestores en este primer año de fusión ha sido poner orden en el seno de la empresa.

En el capítulo de ventas, Ebro Puleva se desprendió de la conservera portuguesa Vasco de Gama por no encajar en la política fundamental del grupo, política que continuará con otras sociedades secundarias e inmuebles

En lo que afecta a la actividad básica del grupo, en el sector lácteo, a través de Puleva Food, se han iniciado inversiones de 8.500 millones de pesetas hasta 2004. El objetivo es lograr la máxima especialización reconvirtiendo las diferentes plantas para lograr productos de mayor valor añadido. De acuerdo con esta política se ha especializado la planta de León para alimentos nutricionales, como leche calcio u omega, Arteixo en A Coruña para fermentados y Granada para nutricionales, con previsiones de inversión de 3.500 millones de pesetas para reconvertir las plantas de Lugo y Sevilla

En el azúcar se ha seguido la política de cierres en Jerez y Salamanca, lo que se ha traducido en un aumento de competitividad en el resto de las plantas. Las inversiones previstas en los próximos cuatro años ascienden a 20.000 millones de pesetas. Estos dos cierres, por razones de estrategia industrial, pero también por compromisos políticos, se traducirán en la inversión de 20.000 millones, al 50% con Abengoa, para la construcción de una planta de biocarburantes en Salamanca y otra en Jerez.

En arroz destaca la reciente compra del 40% que aún estaba en manos de la familia Hernández, por casi 18.000 millones de pesetas, con lo que el grupo ya posee el 100% de la arrocera.

Andoleum ha sido hasta la fecha la apuesta frustrada para entrar en el aceite de oliva virgen extra, donde han sido más las inversiones que las ventas. El grupo no se ha resignado y sigue con la caña puesta para levantar un gran grupo aceitero.

Puleva Biotech es una de las mayores apuesta del grupo, con unas inversiones previstas, hasta 2007, de 7.400 millones de pesetas para el desarrollo de componentes bioactivos para la prevención de enfermedades. El 25% de la sociedad saldrá a Bolsa en las próximas semanas.

En el capítulo inmobiliario, el grupo cuenta con un patrimonio que podría superar los 20.000 millones de pesetas. Entre otros bienes, cuenta con 23.000 metros cuadrados en inmuebles de primera categoría en Barcelona y Madrid, 4,2 millones de metros cuadrados en proceso de gestión, 1,8 millones de metros cuadrados en Tenerife, 650 viviendas, 200 solares y 1.629 hectáreas en Soria. Todos estos activos se quieren ordenar, ajustar y, sobre todo, rentabilizar.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 2 de diciembre de 2001