La multinacional ESB pide el último permiso para iniciar las obras de la central de Amorebieta

Solicita la licencia al Ayuntamiento la víspera del pleno que debatirá sobre la planta

La multinacional irlandesa ESB, promotora de la central energética de ciclo combinado de Amorebieta, presentó ayer en el consistorio la solicitud de las licencias de actividad y obras, el último permiso para que arranque la construcción de la planta. La petición fue registrada justo la víspera del pleno municipal previsto para hoy, en el que la alcaldesa deberá aclarar si mantiene la celebración de la anunciada consulta popular sobre el proyecto, que prevé una inversión de casi 70.000 millones de pesetas.

Bizkaia Energía, la empresa creada por ESB para desarrollar esta infraestructura, tramitó ayer la solicitud de los permisos municipales, como anunció hace poco más de un mes. La promotora baraja iniciar a mediados de 2002 la construcción de la planta en el polígono de Boroa, donde ocupara 80.000 metros cuadrados. Este área, que empezará a urbanizarse en diciembre, ofrece 51 hectáreas de suelo industrial, aunque el proyecto de ESB es el único comprometido hasta ahora.

Los promotores han reiterado en los últimos meses que la planta cumple todos los requisitos técnicos y medioambientales -cuenta con todas las autorizaciones administrativas-, por lo que el consistorio debe conceder los permisos como un acto reglado.

La fuerte oposición vecinal a la planta llevó a la alcaldesa, la peneuvista Begoña Azarloza, a anunciar hace dos meses que convocaría una consulta popular para el próximo 20 de enero. Pero esta decisión fue desautorizada inmediatamente por el PNV, que ha impuesto el apoyo de la junta municipal de Amorebieta a la planta mediante una resolución de la Asamblea Nacional, el máximo órgano peneuvista. La alcaldesa ha mantenido un mutismo absoluto sobre este asunto desde que anunciase el referéndum.

Azarloza ha suspendido por distintas razones los dos últimos plenos municipales ordinarios, en los que se había presnetado una moción de la oposición que pide concretar la celebración de la consulta y la paralización de permisos a ESB. La propuesta se debatirá en el pleno de hoy y la alcaldesa y el grupo del PNV deberán exponer su postura.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS