Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Campofrío mantendrá a los 151 empleados de su nave incendiada

El grupo Campofrío no despedirá a los 151 trabajadores de sus instalaciones de Campocarne, que quedaron destruidas el pasado 1 de octubre tras un incendio en el que murieron dos empleados. La dirección del grupo ha comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que el acuerdo firmado con los sindicatos para evitar el despido de los trabajadores supondrá un gasto de 1,5 millones de euros (250 millones de pesetas).

El plan acordado para no dejar en la calle a los empleados de la fábrica obliga a que 73 de éstos se incorporen a los centros que la empresa posee en Mercamadrid, Villaverde y San Agustín de Guadalix. Deberán realizar tareas de administración, comerciales, de recepción, preparación de pedidos, expediciones, fileteado y producción. A los 78 empleados restantes, la dirección les ofrece un traslado a otras plantas en Mollerussa (Lleida) y Lorca (Murcia). Estos traslados contarán a su vez con una compensación económica, 'de acuerdo con los criterios existentes en el grupo para estas situaciones', explicó un portavoz de la empresa.

Indemnizaciones

En el caso de que algunos trabajadores no quieran efectuar el traslado, la empresa les ofrece su inclusión en un expediente de extinción de contrato con una indemnización de 32 días por año trabajado. También les da la posibilidad de integrarse en un expediente de suspensión temporal de empleo -en espera de ser nuevamente recolocados por la empresa- por un periodo máximo de nueve meses. Si, finalmente, la reubicación no se produce, serán indemnizados con 28 días por año trabajado.

Por último, el grupo Campofrío ofrece a los 10 trabajadores mayores de 55 años afectados, si las alternativas anteriores no les satisfacen, la posibilidad de acogerse a un plan de prejubilación. Este acuerdo zanja la crisis abierta en la empresa Campocarne desde que un incendio destruyera el pasado 1 de octubre completamente la nave de 16.000 metros cuadrados de Rivas-Vaciamadrid.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 23 de noviembre de 2001