Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Guardia Civil crea un mando único para el control de fronteras

Interior reestructura la Dirección General del instituto armado

La Dirección General de la Guardia Civil ha emprendido una reestructuración orgánica de todos sus servicios centrales, que supone la unificación en un solo mando de todos los servicios de investigación criminal, tanto de terrorismo como de delincuencia organizada, y la creación de un mando único para la vigilancia de fronteras y el control de la inmigración. La reforma comenzó el pasado día 6, con la publicación en el BOE de la orden de reestructuración, pero se puso de largo ayer, con el nombramiento y toma de posesión de cuatro generales.

La reestructuración centraliza en tres subdirecciones (Operaciones, Personal y Apoyo) todas las jefaturas y servicios del instituto armado. Los cambios más importantes han sido introducidos en la de Operaciones. Las unidades de investigación antiterrorista (información) y criminal (policía judicial) se unifican bajo dicha subdirección en la llamada Jefatura de Investigación e Información.

El mando de esta jefatura queda en manos del general de brigada José Manuel García Varela, de 57 años, nombrado hace pocas fechas jefe de los agentes antiterroristas y que ahora absorbe los nuevos servicios. El puesto había sido ocupado provisionalmente por el ahora general de división Vicente Faustino Pellicer, de 59 años y licenciado en Derecho, que ayer tomó posesión como máximo responsable de la Jefatura de la Agrupación de Tráfico, en un acto presidido por el vicepresidente primero y ministro del Interior, Mariano Rajoy; el secretario de Estado de Seguridad, Pedro Morenés, y el director general del instituto armado, Santiago López Valdivielso.

La citada orden de reestructuración crea una nueva jefatura llamada Fiscal y de Fronteras, bajo el paraguas de la Subdirección de Operaciones, que unificará los trabajos y los efectivos dedicados al control de las fronteras, la inmigración irregular, el narcotráfico, el contrabando y otros tráficos ilícitos; la custodia de aeropuertos, puertos y aguas territoriales (con mando sobre el Servicio Marítimo) y los servicios fiscales de la Guardia Civil.

El mando de esta jefatura de nuevo cuño ha recaído en manos del general de brigada Atilano Hinojosa Galindo, de 55 años, quien también tomó posesión ayer. Hinojosa, jefe hasta ahora del servicio fiscal (responsable de la prevención del contrabando, el narcotráfico y los fraudes, entre otros asuntos), asume la difícil tarea de intentar impedir la entrada de inmigrantes irregulares, en coordinación con la Secretaría de Estado para la Inmigración.

Los asuntos de personal, con una subdirección específica, serán llevados por el general de brigada Juan José Gómez Bodero, de 54 años, quien, tras dejar su puesto en la academia de oficiales, asume la jefatura de personal. La citada subdirección estaba ocupada hasta ahora por Juan Carlos Rodríguez Búrdalo, de 55 años, quien al ascender a general de brigada ha sido destinado a dirigir los efectivos desplegados en Castilla-La Mancha.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 23 de noviembre de 2001