Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Núria Espert pone voz a un personaje de dibujos animados

En sus inicios profesionales, la actriz Núria Espert trabajó con frecuencia en el doblaje de películas. Disfrutaba intensamente de esta faceta interpretativa, hasta el punto que confiesa que no le habría importado dedicarse a ella si su carrera no la hubiera llevado por otros caminos. Ahora, la actriz ha vuelto a meterse en un estudio de doblaje. Ha puesto su voz al Fantasma de las Navidades Pasadas, uno de los personajes del Cuento de Navidad de Charles Dickens, en las versiones en catalán y castellano del filme dirigido por Jimmy Murakamí, que se estrenará en España el próximo 21 de diciembre. En su versión original, la película reúne las voces de los actores Nicolas Cage, Kate Winslet y Juliet Stevenson.

'Creo que la moda de que gente famosa haga doblaje se debe a que añade algo a la película, le da un plus', opina Espert. Pero si ha accedido a participar en el doblaje (en compañía, entre otros, de Constantino Romero y Jordi Estadella), se debe a otra razón. 'Cuando me lo propusieron pensé que era una forma de ponerme en contacto con el público infantil. Es algo que me apetece mucho, porque empecé a los 12 años haciendo teatro para niños, y luego nunca he vuelto a hacerlo', explica. Su esperanza es que los papás tengan ocasión de hablar de ella a sus hijos a raíz de su intervención en el filme.

La actriz se muestra abierta a otras colaboraciones en el mundo del doblaje: 'Una cosa bonita de mi trabajo es que la interpretación tiene muchas ramas, y si eres flexible, hay muchas cosas preciosas que puedes hacer'. Sin embargo, en estos momentos sus esfuerzos se concentran en los dos montajes que tiene en marcha: la obra Medea y un espectáculo de poesía y canción en el que recita a Bertolt Brecht y canta a Kurt Weill con la única compañía de un pianista. 'Son dos cosas muy pesadas, pero que combinan perfectamente, porque son muy distintas y una me descansa de la otra', explica. Espert dirigirá en septiembre del año próximo en Bilbao la reposición de la producción de la ópera Turandot, con la que se inauguró el nuevo Liceo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 21 de noviembre de 2001