Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ENTREVISTA

"Veo el fútbol igual que cuando jugaba"

Bernd Schuster (Ausburgo, Alemania, 1959) lleva seis meses como entrenador del Xerez, tiempo en el que lo ha situado en las primeras posiciones de la Segunda División y ha disipado cualquier crítica hacia su trabajo.

Pregunta. ¿Se esperaba que su estreno como técnico en España iba a ser así?

Respuesta. Al principio, era muy difícil pensar que las cosas salieran tan bien. Yo estaba convencido de que con este equipo podría hacer cosas importantes. Los resultados acompañan y los jugadores han ganado en confianza. A nivel personal, yo no pensaba nada de lo que podría ocurrir. Cuando estaba en Alemania, no sabía mucho de la Liga española de Segunda. Pero ahora me he dado cuenta de que es muy parecida a la de mi país.

'Aún no puedo entrenar al Barcelona, al Madrid o al Depor. Es imposible. Hay que ir despacio'

P. ¿Cómo valora esta experiencia?

R. Es muy positiva. No tiene nada que ver con la Primera División. Es otro mundo. Sólo hay que darse cuenta de la dificultad que tienen los equipos que pierden la máxima categoría. Les cuesta coger el ritmo de esta competición. Por eso creo que, como entrenador, se adquiere mucha experiencia en ella.

P. ¿Está preparado para cuando lleguen los malos resultados y las alabanzas se tornen reproches?

R. Hay que estar preparado para todo. Sé que al Xerez alguna vez le llegarán los tiempos malos. A todos los equipos les pasa. Tienen rachas buenas y malas. Pero ahora déjeme que disfrute un poco.

P. ¿Qué les dice a los que decían que usted no valía para trabajar en Segunda por su inexperiencia?

R. No hay que decirles nada. Todo está ahí. Creo que la mayoría de los que decían eso no estaban bien informados. Tendrían que saber que yo estuve entrenando dos años en Alemania. Ésa es una experiencia increíble. Yo estaba muy tranquilo cuando oía las críticas. Lo que pasa es que esa gente no sabía que yo entrenaba y ahora mi respuesta es mi trabajo diario.

P. ¿Qué le trajo al Xerez?

R. Este era un equipo que subía de Segunda B y yo sabía que entrenar a un equipo recién ascendido es muy importante. Estos equipos llegan a Segunda con mucha ilusión y los jugadores tienen muchas ganas de demostrar cosas. Yo quería además que se mantuviera el bloque del curso pasado y que se reforzara un poco. Pero quería trabajar con un conjunto así porque lo forma gente con mucha ilusión.

P. ¿Cómo le afecta el conflicto entre el presidente del club, Luis Oliver, y el alcalde de la ciudad, Pedro Pacheco?

R. No me afecta. Claro que para mí es una pena que, con el éxito de subir a esta categoría y tener tan buenos resultados, ahora podríamos estar aquí, en Jerez, como Dios. Es una pena por la ciudad. Pero no entro en ese lío.

P. ¿Qué le parece la Segunda División?

R. Es muy competitiva. Hay equipos muy importantes: el Atlético, el Racing de Santander, el Oviedo....Tienen mucha calidad. Y sigue siendo una Liga muy difícil aunque ya no estén el Sevilla o el Tenerife. Yo creo que la Segunda ha mejorado. Es una buena competición y cada vez va a más.

P. ¿Y medirse con Luis Aragonés, con el Atlético, el líder, qué le parece?

R. Bueno, quizá tengo ahí una pequeña ventaja por conocerle. A lo mejor sé lo que está pensando él en una situación determinada. Buscaremos como contrarrestarlo. Pero, en principio, el Xerez no va a cambiar nada por jugar contra el cuadro rojiblanco.

P. ¿Ha recibido llamadas de sus ex compañeros y amigos para felicitarle?

R. No. Sólo si los veo por temas relacionados con el fútbol, pero llamadas no.

P. ¿En qué equipo le gustaría entrenar si dejara el Xerez?

R. No lo sé. No me lo he planteado. Sólo pienso en hacer un buen año aquí y luego ya veremos las posibilidades que hay. Yo lo tengo muy claro, la temporada que viene yo no puedo entrenar al Barcelona, el Madrid o el Deportivo. Es imposible. Ahora sólo pienso en el Xerez.

P. ¿Pero si pudiera elegir entre el Barcelona o el Madrid?

R. Esa elección no es importante. Lo que yo quiero buscar con vistas al futuro es un equipo que pueda aspirar a ganar todo: la Liga española o la europeo. Da igual el Barça o el Madrid. Mi meta a largo plazo es entrenar a un equipo que tenga esos objetivos. Pero para eso hay que ir despacio.

P. Si Luis Aragonés decidiera la próxima temporada dejar el banquillo del Atlético. ¿le gustaría sustituirle?

R. Es que no me lo planteo, de verdad. Sé que se dicen muchas cosas sobre si Luis podría ser seleccionador. A lo mejor, al final, si Luis sube con el Atlético, conociéndole, imagino que le gustaría seguir allí porque es lo que estaba buscando. Son cosas que quedan todavía muy lejanas. Hay que esperar. Cada cosa, en su momento. Ahora sólo pienso en hacer buenas cosas aquí.

P. ¿Cambia mucho el mundo del fútbol desde la perspectiva del entrenador habiendo sido antes jugador?

R. No, no cambia mucho. Esta tarea de entrenar es distinta. Pero, al final, es fútbol. Todo es fútbol. Quizá el haber sido antes jugador te da una experiencia distinta, ves las cosas de otra manera. En mi caso, sigo viendo el fútbol igual que cuando jugaba.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 18 de noviembre de 2001