Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

El Lazio fija un techo salarial

El club se gastará un 30% menos en los sueldos de la plantilla

La crisis económica que afecta a los clubes del campeonato italiano se expande como una epidemia y obliga a utilizar remedios drásticos. El Lazio, cuyo presidente y accionista mayoritario es el empresario romano Sergio Cragnotti, ha decidido poner un techo salarial de 77,5 millones de euros (unos 13.000 millones de pesetas) para la plantilla del club, que hasta ahora era la más cara de las que compiten en la Primera División del calcio, con un gasto en esta partida de 108,5 millones de euros (más de 18.000 millones de pesetas). La decisión, tomada en el curso del Consejo de Administración del Lazio, sigue los pasos que hace unas semanas ya diera el otro club de la capital, el Roma, que también había anunciado un limite máximo anual para los salarios de sus plantillas -profesional y juveniles- de 74 millones de euros (12.300 millones de pesetas).

Puede decirse que la medida tomada por el Lazio es más dura que la del Roma, porque el límite fijado por los laziales es levemente superior, pero atañe sólo a la plantilla profesional. Para el equipo de Cragnotti esto significará la reducción de los salarios en casi un 30%. Al tiempo que decretaba el límite a los salarios, el Lazio también anunciaba su decisión de fijar en 25 el número máximo de jugadores que podrán conformar el equipo para la próxima temporada. Hoy día tiene 28 futbolistas.

La nueva situación anunciada, que entrará en vigor al inicio de la temporada 2002-2003, presupone recortes netos y no simples descuentos en los sueldos de los jugadores. De hecho con la sola reducción de tres jugadores de la plantilla no será posible descender hasta el límite fijado en los salarios. Los contratos del español Iván de la Peña y del checo Poborsky expiran al final de esta temporada, pero entre ambos suman solamente 8,5 millones de euros (1.400 millones de pesetas), es decir, una reducción demasiado pequeña para los planes del Lazio.

Venta de estrellas

La situación hace suponer entonces que el Lazio deberá vender a algunos de los jugadores más importantes -los que más ganan-. El capitán Alessandro Nesta -que según fuentes periodísticas recibe unos 8,2 millones de euros (unos 1.300 millones de pesetas)- es uno de los más codiciados, sobre todo por el Real Madrid, que nunca ha ocultado su interés por este defensa internacional. El Lazio, que paga en su plantilla 15 sueldos de cuatro millones de euros (665 millones de pesetas), tiene, según algunos medios periodísticos italianos, en Hérnan Crespo a su jugador más caro con un sueldo anual de 8,7 millones de euros (más de 1.400 millones de pesetas). El español Gaizka Mendieta ocupa el tercer puesto de los mejor pagados, detrás de los mencionados Crespo y Nesta, con un salario de ocho millones de euros (1.300 millones de pesetas).

Así las cosas, se aproxima una dura temporada de renegociaciones a la baja en el club que fue el primero en cotizar sus acciones en la bolsa de valores, y que hoy se enfrenta a un déficit neto que supera los 108,7 millones de euros (18.000 millones de pesetas).

El Lazio no es el único representante del fútbol italiano asfixiado por los números. Recientemente, la Liga italiana anunció que los clubes habían acumulado en el último ejercicio unas pérdidas de 116.000 millones de pesetas. Poco después de que trascendiera esta cifra, sonó la alarma: 'Por este camino vamos al desastre', enfatizó Franco Carraro, presidente de la Liga italiana.

El primer paso lo dio el Roma. El actual campeón, una de las dos sociedades del calcio que cotizan en Bolsa -la otra es el Lazio- anunció, por boca de su presidente, Franco Sensi, la revolución: 'Hemos fijado un techo salarial, que debe adoptarse no sólo individualmente jugador por jugador, sino que es válido para toda la plantilla, incluidos los juveniles. El que quiera quedarse se queda y el que no, paciencia'.

Sensi, incluso, puso un ejemplo, refiriéndose a Cannavaro, un defensa del Parma al que pretendió el Roma: 'Cannavaro nos hubiera costado muchísimo dinero; en su lugar fichamos a Panucci y a Siviglia a coste cero, y me parece que los dos están jugando muy bien'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 15 de noviembre de 2001