Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Fiorentina agrava su crisis

Marcando el punto más alto de la crisis financiera que afecta al calcio, todos los jugadores del Fiorentina decidieron ayer enviar al club una carta reclamando el pago de los últimos cuatro meses. La misma petición fue formalmente depositada en la Liga, lo que pone al borde de la quiebra al club que todavía es propiedad del productor cinematográfico y ex senador, Vittorio Cecchi Gori. 'Lamentablemente nos vimos obligados a tomar esta decisión', dijo Angelo Di Livio, portavoz y capitán de los jugadores, que expresó su deseo de que con este gesto 'se pueda dar un vuelco a la situación, porque el administrador del club nos había prometido ciertas cosas y ahora queremos ver hechos verdaderos'. Los jugadores habían anunciado el pasado martes que se darían de plazo hasta el viernes, pero ayer aceleraron sus trámites.

A partir de la decisión tomada por la plantilla, el Fiorentina tiene 20 días para poner al día los salarios de la plantilla (aunque también le debe al resto del personal) para evitar así que los futbolistas sean declarados libres y se queden con el pase en su poder, lo que significaría la pérdida total del patrimonio del club. Cumplido dicho plazo, los futbolistas tienen la opción de declararse en libertad para negociar con otra institución, o reclamar ante la Liga el pago de sus haberes atrasados (la Liga actúa como garante del club para estos casos) y que su ficha siga perteneciendo al Fiorentina. El reglamento italiano establece que cualquier futbolista que haya jugado en este campeonato, aunque sea un sólo minuto, no podrá hacerlo con otro club en la misma temporada. A algunos jugadores podría convenirles la posibilidad de seguir perteneciendo a la Fiorentina. Un ejemplo: el veterano Predrag Mijatovic, con contrato hasta 2003 por 2,6 millones de euros, unos 430 millones de pesetas. A otros como Nuno Gomes, el lesionado Chiesa, o el internacional Adani aún podrán mejorar fichando por un club extranjero.

Si antes de los 20 días estipulados el Fiorentina lograse un préstamo o llegase a algún acuerdo con su plantilla, los futbolistas podrían retirar la petición.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 15 de noviembre de 2001