FESTIVAL DE SEVILLA, CINE Y DEPORTE

Arthur Hiller afirma que las películas deben lograr que 'la gente las vea con su corazón'

El director Arthur Hiller afirmó ayer que las películas deben lograr que 'la gente las vea con su corazón'. 'Hay que conseguir que la gente no sólo las vea con los ojos', dijo. Hiller (Edmonton, Canadá, 1923) recibió un homenaje en el Festival de Sevilla, Cine y Deporte. A continuación, se proyectó su película The Babe (1992), que recrea la vida de una figura del béisbol. Hiller, que en 1970 arrasó en las taquillas con Love story, señaló que continúa trabajando. El director prepara un proyecto sobre el cuento infantil El gato con botas.

En la filmografía de Hiller figuran películas como El hombre de La Mancha (1972), una versión del Quijote en la que Sofía Loren encarna a Dulcinea. Peter O'Toole interpreta a su enamorado caballero. Hiller ha abordado todo tipo de géneros, desde películas bélicas, como Tobruk (1967), hasta filmes de terror, como Nightwing (1979).

Hiller reconoció que le sorprendió el éxito de Love story. 'Sólo pensaba que estaba haciendo una pequeña y buena película. En cambio, con El hombre de La Mancha pensaba que había hecho un maravilloso musical hasta que fue estrenada. La crítica dijo: 'Está bien, peron no es maravillosa', relató el cineasta.

Hiller resaltó el carácter universal de Love story. 'Es una historia que puede ocurrir en cualquier lugar y en cualquier época. Chica ama a chico y chico ama a chica. Algo se interpone y los separa. Como ocurre con Romeo y Julieta', aseveró.

El director comentó que hay grandes películas de cine y deporte. Una de ellas es Campo de sueños porque 'trata sobre el deporte, pero, en realidad, trata sobre las personas'. 'Lo importante es que sus personajes sean interesantes y tengan una historia interesante', añadió.

El fútbol y la aviaciónPor otra parte, la sección oficial de largometrajes proyectó ayer la película Boleiros, del brasileño Ugo Giorgetti, que la describió como un 'filme simple sobre la vida de jugadores de fútbol fuera del campo'. Boleiros cuenta seis historias relacionadas con este deporte. 'Traté de hacer ejemplos arquetípicos, los casos de fútbol que se repiten siempre: el jugador que se hace rico y famoso y cuando termina su carrera acaba en la miseria. Hay muchos casos de ésos', comentó el director.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

La cinta relata la historia de varios ex futbolistas que se reúnen cada tarde para recordar incidentes: un árbitro corrupto; un jugador que vende sus trofeos y medallas al quedar arruinado; un joven talento que se ve envuelto con criminales; el marcador de un tanto convertido en héroe por una noche; un jugador lesionado que recurre a un cura para sanarse, y una asesina que intenta colarse en un hotel donde se aloja un equipo para seducir a un invitado.

Giorgetti se fijó en futbolistas brasileños. 'Boleiros es casi un documental. En el fútbol hay mucho humor y mucho drama', dijo el cineasta, que se refirió a la 'carrera brutal' de muchos futbolistas: 'Se termina a los 35 años y tienen otros 35 años para recordar'.

Ayer también se presentó a concurso As white as snow, del realizador sueco Jan Troell, una biografía de Elsa Andersson, la primera mujer aviadora de Suecia. La actriz Amanda Ooms, que encarna a la piloto, explicó que la película nació a partir de una fotografía de Andersson, que había despertado la curiosidad de Troell.

'Es un filme sobre el valor y la fuerza para hacer algo, y sobre la añoranza. Ella consiguió ser piloto en una época en la que las mujeres no podían votar', dijo Ooms.

Arthur Hiller, ayer, en Sevilla.
Arthur Hiller, ayer, en Sevilla.PÉREZ CABO

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS