Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La semana del gran clásico | FÚTBOL

Por cuarto año consecutivo el Barça cambiará de portero en Chamartín

Las alineaciones del Barcelona cuando visita el Bernabéu muestran cambios de año en año empezando desde el número uno, el portero. En sus cuatro últimas visitas al campo madridista el Barça ha defendido su portería con cuatro guardametas diferentes. Hace tres años, en la temporada 1998/1999 fue el sobrio holandésRuud Hesp el que se encargó del portal azulgrana, y encajó dos tantos. Al año siguiente la tarea recayó en un nervioso y bisoño Francesc Arnau, que tuvo que recoger tres veces el balón del fondo de su portería. El Barça perdió por tres a cero y Arnau perdió su puesto como portero titular. Nunca más recuperaría esa condición y hoy es el tercer meta del Málaga. La temporada pasada le tocó el turno a un jovencísimo Reina. El canterano vio cómo le hacían dos goles en un encuentro que concluyó con empate a dos y además cómo un espectador le agredía impactando su puño contra la espalda del joven portero cuando éste recogía el balón en la línea de fondo.

El turno, el cuarto turno en cuatro temporadas, será el próximo domingo para el argentino Tito Bonano. No será el único jugador del Barça que debute en un choque frente al máximo enemigo deportivo, también Overmars, Rochemback, Geovanni, Coco, Saviola y Christanval podrían estrenarse en el clásico por parte del equipo catalán.

En el Real Madrid la nómina de estrenos la completarán el fichaje estrella de los blancos, el francés Zidane, y los jugadores del filial Pavón y Bravo. En cuanto a experiencia en lo que supone disputar el partido más esperado del año, los madridistas aventajarán por goleada en el campo al Barcelona.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 31 de octubre de 2001