Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una fuga de gasóleo provocó el incendio en la refinería de Huelva

Una fuga de gasóleo fue la causa que provocó el incendio registrado el pasado 8 de octubre en la Refinería La Rábida de Cepsa, situada en el Polo Químico de Huelva. Los bomberos tardaron unas 12 horas en extinguir el fuego, que no provocó daños personales.

El resultado de las investigaciones abiertas por la fábrica tras el suceso, que dio a conocer ayer el director, Juan Manuel Díaz Cabrera, demuestra que se trató de un accidente fortuito. Las llamas se originaron cuando se vaciaba con mangueras flexibles el gasóleo utilizado para la limpieza de una planta extractora, dedicada al procesamiento de una carga compuesta por asfalto, propano y butano.

Esa infraestructura, que forma parte de una de las cuatro unidades de la planta de lubricantes, se estaba limpiando para, posteriormente, llevar a cabo la reparación de una válvula de seguridad. 'El origen del fuego estuvo en la fuga de una de las mangueras, lo que provocó la formación de un charco que ardió al entrar en contacto con una superficie caliente', explicó Díaz Cabrera.

El responsable de Cepsa añadió: 'El gasóleo en llamas generó la inflamación de vapores de propano y butano presentes, lo que dio lugar a dos explosiones como consecuencia de las fugas producidas por los daños en equipos contiguos. Una situación que, finalmente, derivó en un fuego de grandes proporciones'.

La fábrica informó ayer de que las emisiones atmosféricas originadas por las llamas 'fueron muy bajas, por lo que no hubo ningún riesgo para la población'. Según la investigación, 'en ningún momento se puso en peligro ni la salud ni la seguridad de las poblaciones vecinas, ni de los trabajadores que en ese instante trabajaban en la refinería'.

Díaz Cabrera aseguró que, hasta el momento, no se han evaluado los daños económicos provocados por el incidente. Por el contrario, subrayó que 'ya se han diseñado medidas correctoras para evitar situaciones similares'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 31 de octubre de 2001