GENTE

DIEGO CELEBRA SU CUMPLEAÑOS CON FIDEL

Diego Armando Maradona vio el lunes cumplido uno de sus grandes sueños verdeoliva: enseñarle a Fidel Castro en el mismísimo Palacio de la Revolución el tatuaje que se grabó en la carne de su pantorrilla izquierda, y que no representa otra cosa que el rostro barbudo del Comandante, con la firma de Castro y todo incluida. El encuentro entre el ex futbolista y el presidente cubano se produjo con motivo de la celebración del 41º cumpleaños de Maradona, quien llegó a la isla hace casi dos años para someterse a un tratamiento de desintoxicación de drogas. El ex astro argentino aprovechó la reunión con su amigo Fidel, a quien considera la 'leyenda viviente más importante de la humanidad', para pedirle dos favorcitos: el primero, que asista al encuentro de homenaje que el próximo 10 de noviembre le harán en el estadio del Boca Juniors y al que asistirán figuras como Michel Platini y Pelé, y el segundo, que le autorice a comprarse una casa en Cuba. A lo primero Castro respondió que asistiría al partido sólo si se jugase en tierras cubanas, algo que parece imposible dadas las fechas. De la casa todavía no hay respuesta, aunque Maradona no debe preocuparse, pues en Cuba no vive debajo de un puente, sino en el centro de rehabilitación Las Praderas. Conocida es la curiosidad de Castro por saber de lo divino y de lo humano, y así aprovechó la velada para preguntarle al pibe de oro cuál era el mejor método para provocar un penalti. También hablaron de los talibanes, de la crisis mundial y de las técnicas del fuera de juego: todo un pelotazo.-

Diego Armando Maradona le enseña su tatuaje a Fidel Castro en el Palacio de la Revolución.
Diego Armando Maradona le enseña su tatuaje a Fidel Castro en el Palacio de la Revolución.REUTERS

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS