Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ibarretxe cree que para cambiar el Estatuto no basta el 51% de votos

El 'lehendakari' dice que ETA está ahora 'más lejos de la distensión'

El lehendakari, Juan José Ibarretxe, aseguró ayer que las mayorías requeridas para modificar los marcos jurídicos actuales serán las que se establezcan 'entre los diferentes partidos'. Aunque no puede ser de sólo un 51% a favor de una determinada posición, 'porque eso sería una locura', aclaró Ibarretxe. El lehendakari apostilló que ni él ni su Gobierno están para aventuras políticas y que buscarán el máximo acuerdo posible para profundizar en el autogobierno vasco.

En declaraciones a la Cadena SER, Ibarretxe señaló que cada vez que el País Vasco ha tenido una nueva competencia 'la ha gestionado mejor'. 'Autogobierno es igual a bienestar en Euskadi', sentenció. El presidente vasco sostiene que el Estatuto fue un pacto político y social que hoy 'está desdibujado', por lo que reclamó que se 'dialogue y se negocie políticamente' para conseguir un punto de encuentro para la 'convivencia' que permita actualizar ese marco jurídico.

Acerca de la posibilidad de hacer una consulta a la ciudadanía vasca, el lehendakari aseguró que 'tiene en el horizonte encontrar un nuevo pacto para el desarrollo del Estatuto', y sólo tras presentar un trabajo de esta naturaleza en el Parlamento vasco, 'se trasladará con toda naturalidad a los ciudadanos para que éstos puedan dar su opinión'.

El secretario general del PSE-PSOE, Nicolás Redondo Terreros, señaló ayer, en declaraciones a TVE, que 'no existe ningún argumento jurídico interno ni internacional para exigir el derecho de autodeterminación en el País Vasco'. A su juicio, se trata de 'un objetivo político legítimo', pero pidió a quienes lo defienden que expliquen 'en qué consiste y en que ámbitos debe aclararse', rechazando la idea de pronunciarse sobre Navarra y el País Vasco francés. 'Si lo que quiere el PNV es profundizar en el autogobierno desde el punto de vista constitucional, aquí me tiene; si no, tendrá que aceptar mis diferencias a las que tienen ellos'.

Rechazo a ETA

El lehendakari señaló que le parece una 'barbaridad' que el presidente del Gobierno diga que el PNV no quiere derrotar a ETA porque saca ventaja de ella. 'El PNV hacía política 70 años antes de existir ETA y seguiremos haciendo política después de que ETA desaparezca'. También señaló que los nacionalistas moderados y el Gobierno que dirige 'jamás' colaborarán desde las instituciones con Eukal Herritarrok 'mientras no se separe nítidamente de la violencia'. 'Curiosamente', añadió Ibarretxe, 'lo que está ocurriendo es que quienes están votando conjuntamente en muchas ocasiones en el Parlamento vasco son el PP y Herri Batasuna, y quizá sería Aznar el que tendría que explicar por qué suman sus votos a los de HB para derrotar el Gobierno de PNV, EA e IU'.

El lehendakari se mostró muy escéptico respecto a un diálogo con la banda terrorista. 'ETA se encuentra mucho más lejos de la distensión y mucho más cerca de cometer barbaridades y de seguir con esa carrera loca y ciega de la violencia'. Respecto al futuro de ETA tras los atentados del pasado 11 de septiembre contra Washington y Nueva York, Ibarretxe opinó que lo que existe ahora es una posición internacional cada vez más en contra del ejercicio de la violencia 'y de eso nos debemos alegrar absolutamente todos. Los nuevos tiempos van a marcar la necesidad de contestar conjuntamente a la violencia'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 30 de octubre de 2001