El presidente de la Generalitat dirigirá el congreso del PP en enero

La junta directiva del Partido Popular designó ayer a Eduardo Zaplana como presidente del próximo congreso nacional del partido convocado para la última semana del próximo mes de enero en Madrid. Después de la reunión de la dirección del PP, Zaplana declaró: 'Me satisface muchísimo poder presidir un congreso especialmente relevante; es una muestra de confianza de mi partido y merece un especial agradecimiento por mi parte'.

El regocijo entre los colaboradores del presidente del PP en la Comunidad Valenciana era notable ayer. Zaplana, que fue ponente en el último congreso nacional del PP, es el único presidente autonómico del partido que ocupa un papel relevante en el próximo cónclave.

Rodrigo Rato, Mariano Rajoy y Jaime Mayor Oreja serán responsables de sendas comunicaciones al congreso. La propuesta de la junta directiva del PP destila un afán de paridad en la preeminencia de todos los posibles herederos de José María Aznar al frente del partido. Una carrera en la que el presidente nacional mantiene en liza a Zaplana.

El presidente de la Generalitat será el único miembro del PP en la Comunidad Valenciana con un papel protagonista. Fuentes del partido vaticinaban que Francisco Camps, vicepresidente del Congreso de los Diputados, asumiría una de las ponencias. La ausencia de Camps constituye otro motivo para elevar a Zaplana habida cuenta del peso electoral de la Comunidad Valenciana.

Fuentes minoritarias en el seno del partido ofrecen una segunda lectura sobre el papel del presidente valenciano y recuerdan cómo el último congreso fue presidido por Alberto Fernández Díaz, máximo dirigente del PP en Cataluña, cuya proyección en el conjunto del Estado es menor. Desde tal punto de vista, la posición de Zaplana pretende subrayar su condición de único dirigente valenciano relevante y apuntar que el presidente valenciano será el próximo candidato del PP a la presidencia de la Generalitat.

La decisión de la junta directiva del PP entraña una segunda noticia de relevancia doméstica. José Cholbi, vicepresidente de las Cortes, no tiene encomendada ninguna misión en el próximo congreso del partido, algo inédito en los últimos años.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Nota discordante

La nota discordante hacia el papel orgánico de Zaplana en el seno del partido la reiteró, ayer, Juan Carlos Rodríguez Ibarra, presidente socialista de Extremadura. Hace cinco semanas Ibarra declaró que el caso Gescartera oculta lisa y llanamente la financiación ilegal del PP y aseguró que Zaplana 'es pieza clave' en ese entramado.

El PP anunció una querella contra Ibarra y planteó una conciliación para ofrecerle la posibilidad de retractarse. Pero el presidente extremeño anunció que no acudirá al acto, previsto para hoy, y se ratificó en su declaraciones. El PP replicó que elevará la querella al Tribunal Supremo.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS