Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE canario presenta una moción de censura contra Román Rodríguez

El Partido Socialista Canario-PSOE presentó ayer una moción de censura para sustituir al presidente del Gobierno de Canarias, Román Rodríguez (Coalición Canarias), y acabar con 'los escándalos, irregularidades y el reparto de consejerías como botines de guerra entre facciones de una coalición de intereses' que actualmente, a su entender, se han adueñado de la vida pública en las islas. La moción se defenderá en un pleno extraordinario los días 6 y 7 de noviembre. El candidato a la Presidencia y secretario general de los socialistas canarios, Juan Carlos Alemán, recogió el guante lanzado por Román Rodríguez, cuando éste le espetó en un agrio debate sobre el estado de la nacionalidad que, si tenía valentía, presentara una moción de censura.

Esta iniciativa no es más que la consecuencia de múltiples acusaciones entre nacionalistas y socialistas, en asuntos como el caso Jinámar, la censura de hoy en el municipio de San Bartolomé de Tirajana y disputas sobre el empleo, sanidad, educación, inmigración irregular y comercio. En principio, Alemán no tiene opciones de sustituir al presidente canario, dado que la actual configuración otorga 24 diputados a las cinco fuerzas que conforman Coalición Canaria; 19 a los socialistas; 15 al Partido Popular, y dos a la Agrupación Herreña de Independientes. CC gobierna en minoría con apoyo del PP desde el exterior, tras una primera etapa de cogobierno entre ambas fuerzas. En el pleno de ayer, Alemán acusó al presidente canario de 'hacer historia del ridículo político y comportarse como un soberbio, altanero e incapaz de liderar un Gobierno, sin grupo que lo respalde, sin discurso y sin ideas'.

Rodríguez manifestó haber cumplido ya el 75% de su programa electoral, reprochó al líder socialista que utilizara la 'estrategia perversa del rencor, la venganza y la desesperanza', recordó que a Alemán se deben los peores resultados electorales de los socialistas y calificó la censura como una copia a Pasqual Maragall.

El portavoz socialista relató las distintas crisis de Gobierno que a su entender se han producido con Román Rodríguez. Primero con el PP; luego el ajuste de cuentas con el vicepresidente Adán Martín (de ATI-CC), y ahora con el caso Jinámar, donde el Gobierno se investiga a sí mismo, dado que el actual consejero de Política Territorial ha denunciado ante la Fiscalía Anticorrupción a su antecesor, Tomás Van de Walle (PP). Durante los dos días de pleno han planeado las sombras del caso Jinámar y de la polémica censura que hoy ejecutarán seis concejales del PP, cinco socialistas y un tránsfuga de CC contra el alcalde nacionalista de San Bartolomé de Tirajana (Gran Canaria).

Román Rodríguez defendió que, mientras sea presidente, no se producirá quebranto alguno a la comunidad autónoma, a diferencia de los 'Gobiernos socialistas, que miraron a otro lado durante diez años.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 26 de octubre de 2001