Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Los gloriosos años dos mil y pico

Siete ciudades andaluzas tienen puestas sus esperanzas de expansión en eventos que se desarrollarán entre 2002 y 2016

La Exposición Universal de Sevilla y, en concreto, la marca Sevilla 92, ha extendido en toda Andalucía la ilusión, muchas veces infundada, de conseguir grandes mejoras en las obras públicas y reparar antiguas injusticias a costa de organizar acontecimientos deportivos o, en menor medida, culturales. Todo vale para conseguir una ronda de circuvalación o la rehabilitación de un barrio de pescadores: un lejano proyecto de ciudad de capitalidad cultural, como es el caso de Córdoba; la conmemoración de los 200 años de las Cortes de Cádiz, o unos juegos atléticos en una capital, Huelva, que carece de pistas de atletismo.

MÁS INFORMACIÓN

Algunos de estos proyectos ya tienen fecha de celebración, pero otros son simples tiradas al azar. La mayoría han venido acompañados de polémica y, casi siempre, aprovechamiento político.

- Jerez, caballos 2002. A menos de un año para su celebración -septiembre de 2002-, los Juegos Ecuestres Mundiales de Jerez presentan aún algunas incógnitas por despejar. La principal, saber si estarán a tiempo las obras que se ejecutan en el estadio de Chapín o en el nuevo Palacio de Deportes, donde se trabaja a marchas forzadas.

La mejora de las comunicaciones, que se había planteado como uno de los grandes objetivos de los juegos o la construcción de una nueva ronda oeste, no estarán acabados. La ciudad, sin embargo, no ha logrado arrancar del Ejecutivo central el compromiso de tener a tiempo esta importante conexión.

En el terreno político, la consecución de los juegos para Jerez ha supuesto una importante baza electoral para el alcalde, Pedro Pacheco, y se ha convertido en arma arrojadiza entre partidos e instituciones.

- Cádiz, la vela y La Pepa. La provincia y la ciudad de Cádiz quieren digerir los fiascos que han supuesto algunos acontecimientos o grandes celebraciones que no han cubierto, ni de lejos, las expectativas, como la Regata Tall Ship de 2000, que no atrajo ni a los turistas a los grandes veleros anhelados. De ahí que los gaditanos afronten ahora con más escepticismo que entusiasmo dos acontecimientos que las instituciones presentan como puntos de inflexión para el relanzamiento económico, social o cultural de la zona.

La Diputación de Cádiz prepara con celo la celebración de los Campeonatos del Mundo de Vela Olímpica Cádiz 2003, una competición para la que la corporación provincial intenta, sin mucho éxito hasta el momento, que todas las administraciones aprovechen esta fecha como excusa para resolver las carencias de infraestructuras de la provincia gaditana. Más lejos, en 2012, queda la celebración del Bicentenario de las Cortes de Cádiz, que dieron lugar a la primera constitución democrática española, La Pepa. Son muchas las actuaciones que se anuncian, pero prácticamente ninguna las que se han concretado.

- Huelva, atletismo 2004. Huelva se prepara para acoger en el 2004 los Campeonatos Iberoamericanos de Atletismo después de que la candidatura onubense ganara, el pasado 22 de julio, a la de las ciudades de Málaga y Las Palmas. De esta manera, la provincia onubense trabaja ya para recibir durante tres días a más de medio millar de atletas de 28 países y a un centenar de personalidades.

La candidatura onubense, impulsada por la Diputación Provincial, se gestó en marzo de 2000. A partir de entonces, la Diputación, gobernada por el PSOE, comenzó a recibir adhesiones al proyecto, a pesar de las críticas lanzadas desde algunos sectores sociales sobre la carencia de infraestructuras deportiva para el evento. Lo cierto es que Huelva es la única capital española que no cuenta con una pista de atletismo.

Por eso, la celebración de los Campeonatos supondrá, entre otras cosas, la construcción de la ansiada pista, el ingreso de Huelva en los circuitos internacionales deportivos y un impulso promocional de primer orden. De momento, la respuesta social no se corresponde con la euforia de los organizadores.

- Almería, Juegos Mediterráneos. La gran fecha para la provincia más oriental de Andalucía es 2005, año en el que 23 países del entorno árabe y europeo se darán cita para celebrar los XV Juegos Mediterráneos. El evento reportará infraestructuras, valoradas en 50.000 millones de pesetas.

Los compromisos de la Junta abarcan desde las remodelaciones integrales de los barrios de La Chanca, El Puche y San Cristóbal, a la rehabilitación del Ayuntamiento y Plaza Vieja, además del casco histórico.

Pero la obra estrella es sin duda el complejo turístico de El Toyo, donde se ubicará la Villa Mediterránea para albergar durante 15 días a los atletas y jueces de las competiciones deportivas. La administración central, por su parte, construirá el estadio olímpico de Almería con capacidad para 20.000 espectadores.

En el continuo rifirrafe político, los populares almerienses acusan a la Junta de Andalucía de poner la 'coletilla 2005' a obras 'que debían estar realizadas hace muchos años, como la A-92, el acondicionamiento de la red viaria del Parque Natural o los accesos a Adra o Vícar'.

- Y Córdoba, en 2016. Ayuntamiento, empresarios y sindicatos se han puesto en marcha con 15 años de antelación para conseguir que Córdoba sea Capital Cultural de Europa en 2016, titularidad que ya intentó ser en 1992. Los méritos aducidos son que Córdoba posee un casco histórico declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco y un pasado esplendoroso.

En el 2016 le corresponde a una ciudad española ostentar esta titularidad 'que no es la panacea ni la solución definitiva' para resolver los problemas. Ese título ya lo han conseguido Santiago, Salamanca y Madrid, 'y Córdoba aspira con fundamento' para obtener la capitalidad cultural europea en 2016.

Conocer esta intención y disputarse la exclusividad de la idea ha sido todo uno. Los empresarios aseguran que ha partido de ellos y el Ayuntamiento dirigido por Rosa Aguilar (IU) puntualiza que se trata de un compromiso común y colectivo en el que todas las partes implicadas deben trabajar unidas para conseguir el propósito tanto tiempo deseado. Por el momento, Córdoba sólo ofrece su pasado, haber sido la capital de Al Andalus, su patrimonio histórico, que no es poco, un teatro y poco más.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 14 de octubre de 2001