OPINIÓN DEL LECTOR
Cartas al director
Opinión de un lector sobre una información publicada por el diario o un hecho noticioso. Dirigidas al director del diario y seleccionadas y editadas por el equipo de opinión

Profesora de inglés

El claustro de profesores del IES Isbilya desea expresar a la consejera de Educación de la Junta su indignación por el desplazamiento del centro al que ha sido forzada la profesora María Ángeles Pérez Esteban (especialidad de Inglés).

Nos duele que después de más de 20 años dedicada a la enseñanza, y 11 años en nuestro centro, la nefasta política administrativa y de personal, llevada a cabo por esa Consejería desde hace muchos años, haya llevado a nuestra compañera a la muy desagradable situación de tener que abandonar un trabajo y un departamento en el que estaba realizando una tarea importante.

Nos indigna aún más por lo injusto de ese desplazamiento, como algunos recursos contencioso-administrativos están demostrando ya.

Es también frustrante haber ido contemplando, a lo largo de los años, el desprecio por parte de la Consejería hacia los profesores de los cuerpos de Enseñanzas Medias; el nulo valor otorgado, en comparación con otros cuerpos o colectivos de profesores, al esfuerzo realizado en la consecución de una licenciatura, de unas oposiciones específicas para unos cuerpos específicos y unos centros concretos, y no otros. Es, por tanto, claro que la preparación científica no les merece ninguna atención.

Mientras el año pasado manteníamos en nuestro centro interinos con un sueldo y sin tarea específica, a nuestra compañera, con plaza fija en el centro desde hace tantos años, ni siquiera se le ha considerado la posibilidad de permanecer en él haciendo otro tipo de tareas hasta principios de febrero, fecha de jubilación de un miembro del departamento de Inglés, momento en el que podría haber asumido sus clases.

Si a todo ello sumamos las notificaciones de desplazamientos sin la formalidad adecuada y en el último momento, la desaparición de la reducción de tres horas lectivas a los mayores de 60 años, y el ya increíble incremento de la ratio de alumnos por grupo, nos podemos preguntar ante semejante panorama si estamos ante autoridades educativas del año 2001 o hemos retrocedido más de 25 años en el tiempo.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Es, desde luego, paradójico que, después de tantos años hablando y luchando por la calidad de la enseñanza, tengamos esta política de reducción de todo y de todos que, le aseguro, no sólo lleva a la frustración de las personas desplazadas sino de todos los que hace 20 años creíamos que la educación podía mejorar.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS