Un juez de Huelva abre diligencias contra el primer teniente de alcalde

El titular del juzgado de Instrucción número dos de Huelva, Esteban Brito López, ha abierto diligencias previas por un presunto delito de prevaricación contra el primer teniente de alcalde del Ayuntamiento onubense, Francisco Moro, del Partido Popular (PP), por el conocido como caso Garrido Perelló. Francisco Moro, en agosto de 2000, cedió gratuitamente el uso de la casa denominada Garrido Perelló, ubicada en el Parque Moret, a Guillermo Molina Salazar, de 43 años, a cambio de que ejerciera 'labores de guardería' en ese parque.

Moro, que es edil de Urbanismo y portavoz del PP en la corporación, no firmó ningún contrato con contraprestaciones económicas a Molina Salazar por los trabajos como guarda, pero sí le prometió presuntamente concederle una de las viviendas sociales de la promoción del 2001. Luego incumplió la promesa. Molina Salazar, militante del PP, ha declarado también al juez que Moro le pidió a cambio de esa casa el voto para el sector oficialista del partido, ante el congreso provincial celebrado en septiembre de 2000. En ese cónclave, el oficialista Francisco Pérez se impuso a la crítica Ana Báñez. Los críticos también interpusieron una denuncia en el juzgado por las presuntas irregularidades cometidas por los oficialistas en el congreso.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción