Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un millón de trabajadores sufrieron accidentes laborales hasta junio, según UGT

La central critica la 'pasividad' del Gobierno

Cerca de un millón de trabajadores sufrieron un accidente relacionado con el trabajo en el primer semestre del año, según datos proporcionados ayer por UGT. El sindicato, que atacha el aumento de la siniestralidad a la precaridad laboral, acusó a empresarios y Gobierno de no poner todos los medios para frenar el incremento de los accidentes.

Del total de trabajadores víctimas de algún accidente en el trabajo, 487.000 fueron con baja y 66.000 fueron graves, según explicó UGT a través de un comunicado. El sindicato no especifica, sin embargo, el porcentaje de crecimiento de la siniestralidad en el primer semestre. Otra central, CC OO, cifró recientemente ese aumento en el 3,6%.

Ninguna de las medidas adoptadas para combatir la siniestralidad laboral funcionan, a juicio de UGT. 'El discurso oficial del Gobierno enmascara la realidad que los trabajadores padecen día a día en sus lugares de trabajo, sufriendo unas condiciones que atentan contra su salud y seguridad, mientras los empresarios siguen incumpliendo impunemente la normativa en prevención de riesgos laborales ante la pasividad del Gobierno', explica el sindicato.

La reforma laboral impuesta por el Ejecutivo este año permite el aumento de la siniestralidad, según el sindicato, que la relaciona de forma directa con la subcontratación. 'En la mayoría de las empresas conviven trabajadores pertenencientes a diferentes empresas sin que exista una regulación normativa', indica. En las empresas entre 10 y 250 trabajadores, de cada 100 empleados, 31 no guardan ninguna relación con el titular de la empresa principal, según estudios citados por UGT. El 60% de los accidentes, además, recae en trabajadores contratados de forma temporal.

El sindicato que dirige Cándido Méndez resalta que tras cinco años desde la aprobación de la Ley de Salud Laboral, de las empresas con mayor siniestralidad, el 48% no realizó la evaluación de riesgos el año pasado, el 70% no facilitó formación preventiva a sus trabajadores y el 87% carecía de un plan de emergencia.

A la vista de las cifras, UGT exige que se elabore una normativa urgente que aclare, punto por punto, las obligaciones y responsabilidades en la contratación y subcontratación de trabajadores. El sindicato también reclama que se reduzca la jornada laboral en los sectores de mayor peligrosidad, como la construcción.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 26 de septiembre de 2001