Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El proyecto de un campo de golf en Sant Vicent carece de la concesión de agua por parte de la CHJ

El proyecto de construcción de un campo de golf en Sant Vicent del Raspeig (L'Alacantí) no cuenta con la preceptiva concesión de recursos hídricos de la Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ). Así consta en una respuesta del Gobierno a Juana Serna, diputada socialista por Alicante en el Congreso.

La empresa promotora del campo de golf, Artunduaga Gestión Inmobiliaria, presentó el pasado año ante el pleno del Ayuntamiento sanvicentero el citado proyecto, que incluye la urbanización de la zona con 500 bungalows y dos hoteles. La iniciativa urbanística fue respaldada por la mayoría de los grupos municipales, a excepción de Esquerra Unida (EU).

Sin embargo, el PSPV observó 'irregularidades' relacionadas con el empleo del agua para el abastecimiento del futuro campo de golf. Según un estudio elaborado por colectivos ecologistas en colaboración con el grupo socialista, la construcción de una instalación deportiva de estas características en Sant Vicent del Raspeig 'generaría en diez horas un consumo diario semejante al que producirían 8.000 personas'. Esta observación llevó al PSPV en el Ayuntamiento de San Vicent, junto con EU y el concejal del Partido San Vicente Independiente (PSVI), Vitorio Baudí, a apoyar un recurso de reposición al proyecto de construcción de esta instalación deportiva.

Para la diputada Juana Serna, el hecho de que el campo de golf no cuente con la autorización de la CHJ para ceder agua acredita que 'se han vulnerado las normas que debería haber seguido el proyecto'. Una actuación urbanística que, en opinión de la parlamentaria, 'debe cumplir con rigor normativo los requisitos exigibles, dada la escasez de recursos hídricos en la provincia de Alicante'.

Entretanto, el presidente de la Comunidad de Regantes Alicante Norte se ha comprometido por escrito con la promotora Artunduaga Gestión Urbanística a ceder el agua para abastecer el campo de golf, según señaló Serna. Pero la diputada socialista advirtió de que las comunidades de regantes no tienen potestad para ceder agua que no tenga un uso agrícola. Por ello, Serna ha elevado otra pregunta al Congreso con el fin de conocer si la CHJ ha autorizado a los regantes para el cambio de uso del agua.

El conflicto del campo de golf colmó las tensiones en el seno del convulso grupo socialista de Sant Vicent, hasta el punto de que cuatro de sus ediles pasaron al grupo mixto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 26 de septiembre de 2001