El Gobierno reduce un 62% la tasa que pagan los móviles, las radios y las televisiones

La tasa por el uso del espacio radioeléctrico pasa de 160.000 a 60.000 millones en 2002

El Gobierno ha decidido rebajar un 62,5% la tasa por la reserva del uso del espacio radioeléctrico, que pagan las compañías de telefonía móvil y, en mucha menor medida, radios, televisiones y operadoras de telefonía inalámbrica. Los Presupuestos para el próximo año contemplan una recaudación por este concepto de 60.000 millones de pesetas, frente a los 160.000 millones del presente ejercicio. Las compañías de móviles (Telefónica, Airtel, Amena y Xfera), que tienen recurrida ante los tribunales la tasa de 2001, pedían una rebaja mucho mayor ante la mala situación por la que atraviesa el sector.

Más información
Presupuestos Generales del Estado
Xfera supedita su lanzamiento comercial a concesiones del Gobierno
El Gobierno rebaja un 10% la tasa radioeléctrica que pagan las compañías de móviles

El Ejecutivo ha atendido parcialmente el clamor del sector de telecomunicaciones rebajando más de la mitad la tasa radioeléctrica que ha sido considerada como un impuesto especial por las compañías, desde que el Gobierno lo multiplicara por catorce en los Presupuestos del pasado año, pasando de 11.500 millones de pesetas en 2000 a 160.000 millones de pesetas en 2001, en total.

Las operadoras de telefonía móvil serán las más beneficiadas, ya que pasarán de abonar 136.696 millones en 2001 a 47.278 millones el próximo año. Esta reducción del 65,4% sigue sin colmar sus expectativas, dado el mal momento por el que atraviesa el sector y el retraso al menos hasta 2003 de la nueva telefonía de tercera generación (UMTS), que servirá para ofrecer imágenes e Internet que ha dado al traste con las expectativas de crecimiento del sector.

Precisamente, la concesión de las licencias de UMTS en toda Europa por precios multimillonarios dio pie al Gobierno a revisar al alza la tasa, para compensar la menor recaudación obtenida en España (87.000 millones de pesetas), frente a la de países como Alemania o el Reino Unido que superaron los cuatro billones.

Además de la rebaja, el Gobierno ha aprovechado para modificar el sistema de cálculo, igualando el precio de las frecuencias reservadas en el sistema con el que se opera actualmente (GSM 900 y 1800) con el del futuro UMTS.

La nueva fórmula beneficia más a los operadores menos implantados como Airtel-Vodafone y Amena con rebajas del 60,9% y 66,7% respectivamente, frente a Telefónica Móviles, que domina el 55% del mercado español, y sólo logra una reducción del 59,6% respecto a lo que pagaba en 2001. Xfera resulta la más beneficiada con una rebaja del 78,4%, pero deberá seguir abonando 5.849 millones pese a no haber comenzado a dar servicio comercial y, por tanto, no tener ningún ingreso.

A los operadores, que no se quisieron pronunciaron ayer oficialmente, no les satisface tampoco la nueva tasa. Todos ellos la siguen considerando excesiva y pese a haber sido largamente negociada a tres bandas -Hacienda, Ciencia y Tecnología y compañías- puede correr la misma suerte que la de este año, recurrida ante los tribunales y de la que sólo se han depositado los avales por lo que el Tesoro no ha ingresado ni una peseta.

Las compañías sólo estarían dispuestas a retirar esos recursos y firmar la paz radioeléctrica si el Ejecutivo les garantiza un calendario estable para la tasa a largo plazo (20 años). Para ello, continuarán las negociaciones que se vieron seriamente entorpecidas por la dimisión del secretario de Estado de Hacienda Enrique Giménez Reyna tras estallar el caso Gescartera, y que deberá ser retomada por su sucesor, Estanislao Rodríguez Ponga.

Además, Telefónica Móviles se siente especialmente discriminada con la nueva fórmula, mientras que Xfera, participada por Vivendi-FCC, ACS y Sonera, deberá seguir abonando casi 6.000 millones de pesetas pese a no tener ni un solo cliente y con su lanzamiento comercial aún en el aire.

Aunque con mucho menor efecto recaudatorio, el Ejecutivo ha aplicado la mayor rebaja de la tasa -un 91,7%- a las compañías de telefonía inalámbrica (LMDS), al pasar de 11.104 a 925 millones, con el objeto de favorecer la competencia en las llamadas locales.

Televisiones y radios

La tasa para televisiones y radios queda prácticamente invariable. Las cadenas de televisión analógica se mantienen en 1.665 millones de pesetas, de los que las televisiones privadas (Antena 3, Tele 5 y Canal Plus) pagarán 940 millones, RTVE abonará 630 millones y 95 millones las autonómicas. El canon para las televisiones digitales seguirá siendo de 175 millones.

Tampoco se verá afectada la recaudación total por la tasa que pagan las radios, aunque los Presupuestos para el año que viene introducen variaciones según el tipo de emisión. Las que emiten en Onda Media abonarán 30 millones y las de Frecuencia Modulada pagarán 60 millones, frente a los 28 y 55 millones, respectivamente, de este año. La tasa de la radio digital baja de 165 a 60 millones de pesetas.

Por otra parte, el Gobierno ha decidido retirar a última hora de la Ley de Acompañamiento la prevista rebaja del 50% de los aranceles que cobran los notarios por la cancelación de hipotecas.

EL PAÍS de la mañana

Despiértate con el análisis del día por Berna González Harbour
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Ramón Muñoz

Es periodista de la sección de Economía, especializado en Telecomunicaciones y Transporte. Ha desarrollado su carrera en varios medios como Europa Press, El Mundo y ahora EL PAÍS. Es también autor del libro 'España, destino Tercer Mundo'.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS