Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Díaz Alperi niega que las obras del Benacantil sean del palacio

El alcalde de Alicante admite que pudo equivocarse en la ubicación

'Mi indignación es muy grande', dijo ayer el alcalde de Alicante, el popular Luis Díaz Alperi, tras conocer el contenido del escrito que los portavoces de los grupos municipales del PSPV y EU han presentado en la Fiscalía para denunciar la ejecución de obras en el monte Benacantil pese a estar suspendidas por el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) valenciano. Alperi rechazó que las obras corresponsan al palacio de congresos y aseguró que los ediles de la oposición actúan como 'mafiosos'.

Dos horas después de que varios concejales del PSPV y EU registraran en la Fiscalía de la Audiencia una denuncia por la ejecución de obras de desmonte en el monte Benacantil, donde el PP municipal ha proyectado la construcción de un palacio de congresos, el alcalde convocó con urgencia una rueda de prensa para desmentir rotundamente que los trabajos que se ejecutan en el Benacantil correspondan al palacio de congresos, cuyo proyecto se encuentra suspendido cautelarmente por el TSJ.

Según Alperi, las obras a las que se refiere la denuncia corresponden al parque de la Ereta, una actuación que realiza en el Benacantil una empresa contratada por la Generalitat en la que al Ayuntamiento sólo le compete la supervisión. Lo que más indignó al alcalde, según comentó, es que los portavoces de la oposición han presentado la denuncia a sabiendas de que 'mienten descaradamente y, sin escrúpulos, tratan de confundir a la opinión pública y al fiscal'. 'No creo que el fiscal jefe esté para estas cosas', apostilló.

Flanqueado por el gerente del Patronato de la Vivienda, un letrado de la asesoría jurídica municipal y la arquitecto encargada de supervisar las obras del parque de La Ereta, Alperi aseguró que del Benacantil no se ha quitado ni un solo pino ni se han vertido piedras. 'Se ha realizado un vertido de tierra vegetal sobre una explanación que lleva así más de 20 años', argumentó el alcalde para justificar, en contra del texto de la denuncia al fiscal, que las obras no han afectado ni a la flora del monte ni a su manto vegetal.

PSPV y EU sostienen en su denuncia que en el Benacantil se ha realizado un vertido de 'cantidades importantes de materiales (tierra y piedras de gran tamaño) que han daño el suelo y la vegetación y ha modificado la configuración del terrno'. Según la denuncia, el lugar donde se realizan estos trabajos 'coincide en parte' con la zona donde el PP ha proyectado el palacio de congresos.

La oposición agrega que cualquier obra que afecte al entorno de un bien de interés cultural, como el castillo de Santa Bárbara que corona el Benacantil, debe contar con la autorización del la Consejería de Cultura. 'Desconocemos que exista tal autorización', indica la denuncia.

Alperi admitió ayer que desde el punto de vista legal pudo equivocarse al proyectar el palacio en el Benacantil, pero 'estamos convencidos de que es muy bueno para la ciudad'.

Por su parte, el secretario general de los socialistas alicantinos, Ángel Franco, culpó a Díaz Alperi de que la ciudad aún no tenga palacio de congresos. 'Él sabe que ya tiene serias discrepancias dentro de su grupo', resaltó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 22 de septiembre de 2001