Seis profesores de religión demandan a Enseñanza por haber sido despedidos

Seis profesores de religión de centros públicos de enseñanza primaria han presentado una demanda contra el Departamento de Enseñanza de la Generalitat por despido. Los seis docentes no han sido admitidos porque han cumplido ya los 65 años, aunque el Ministerio nunca les había planteado la jubilación forzosa. Dichos profesores impartían la asignatura de religión en centros públicos dependientes de la Generalitat, con una antigüedad que oscila entre los 5 y 15 años.

Los profesores fueron propuestos para el curso 2001-2002 por sus respectivos obispos y tenían las titulaciones precisas. La ley vigente no prevé la jubilación forzosa cuando los trabajadores no puedan percibir la pensión de jubilación por no alcanzar el tiempo mínimo de cotización, a fin de evitar que al final de su vida laboral se encuentren sin pensión. Los demandantes afirman que Enseñanza ha prescindido de esta normativa y de sus circunstancia personales, amparándose en que los contratos son anuales y no tiene obligación de renovarlos. Los profesores presentaron en julio una reclamación que no ha sido atendida por la Generalitat.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS