Los colegios siguen cerrados y no hay luz, pero la vida vuelve a Nueva York

Aunque se mantienen cortes de electricidad, la ciudad recupera poco a poco el pulso

El lema de la ciudad de Nueva York es 'siempre abierta'. Y aunque algunas cosas están volviendo lentamente a la normalidad, los signos de tranquilidad se mezclan con los de la irregularidad. Los diarios neoyorquinos amanecieron ayer con anuncios de espectáculos y películas por primera vez desde el pasado miércoles. Pero, por ejemplo, la Liga universitaria de béisbol ha sido pospuesta. Todos los colegios por debajo de la calle 14 siguen clausurados, pero los demás están funcionando. 'Creo que lo único que podemos hacer los que no estamos trabajando entre los escombros del World Trade Center es actuar normalmente', decía Edith Tsouri, que, a diferencia de otras madres, había decidido llevar a su hijo al colegio judío que habitualmente frecuenta.

Más información

Suspender exposiciones

¿Quién está al mando?

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 14 de septiembre de 2001.

Lo más visto en...

Top 50