Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
GENTE

LA REINA MADRE ASISTE A MISA EN BALMORAL

BALMORAL, ESCOCIA

La reina madre de Inglaterra, que cuenta con 101 años de edad, asistió ayer a una misa cerca del palacio real de Balmoral (Escocia), acallando así los rumores que corrieron la semana pasada sobre un posible empeoramiento de su estado de salud. Acompañada por su hija, la reina Isabel, y su yerno, el príncipe Felipe, la reina madre saludó a las cerca de 60 personas que se acercaron a aclamarla tras descender de su vehículo. Vestida con un conjunto turquesa y un sombrero a juego, la reina madre recorrió a pie, aunque apoyándose en un bastón, los pocos metros que la separaban de la pequeña iglesia de Cratia. La semana pasada corrieron rumores insistentes en el Reino Unido sobre un repentino empeoramiento del estado de salud de la reina madre. La prensa británica informó de que el príncipe Carlos, el heredero del trono, había cancelado sus vacaciones porque no quería estar lejos de su abuela. De hecho, el palacio de Clarence House, donde reside, aseguró haberse visto inundado de llamadas que querían interesarse por la noticia. El 1 de septiembre, le reina madre fue sometida a nuevos exámenes médicos en el hospital de Aberdeen, y ese mismo día salió del hospital. Su portavoz aseguró que continuaba dedicándose a sus ocupaciones como de costumbre, recibiendo a sus familiares en casa y paseando por la campiña escocesa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 10 de septiembre de 2001