Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Marcha Azul lleva a Bruselas a 4.000 catalanes

En autobús, en coche, avión o tren. Unas 4.000 personas viajaban entre ayer y hoy desde las tierras del Ebro a Bruselas para participar en la manifestación de mañana contra el Plan Hidrológico Nacional (PHN). Esta tarde, los manifestantes llegados desde el sur de Cataluña tienen previsto recibir a la Marcha Azul, integrada por los caminantes que iniciaron su andadura a pie hacia Bruselas el pasado día 10 de agosto.

Una veintena de autobuses, 1.500 viajes contratados en agencias, además de numerosos vehículos particulares y caravanas, forman el grueso de la comitiva. Los manifestantes están convocados a concentrarse mañana al mediodía en la Gare du Nord de Bruselas para dar inicio a la protesta.

La Plataforma en Defensa del Ebro prevé congregar unas 10.000 personas en un acto que no ha dudado en calificar de 'fenómeno social'. 'El color azul ya se notó en Madrid y ahora volverá a notarse en Bruselas', apunta Esther Baiges, portavoz del movimiento, refiriéndose al color adoptado por las plataformas antitrasvase como símbolo propio y, a la vez, de la UE.

La plataforma ha hecho una llamada a los manifestantes para que permanezcan en la capital belga el lunes 10 para apoyar con una concentración frente a la oficina del Europarlamento la presentación de las argumentaciones contra el PHN.

Apoyos políticos

El movimiento ha recibido esta semana un nuevo espaldarazo político. Una cincuentena de eurodiputados, pertenecientes a los grupos Socialista, Los Verdes e Izquierda Unitaria, promueven un manifiesto para apoyar las protestas de las plataformas. El manifiesto califica el PHN de 'atentado inconcebible al medio ambiente' y pretende dar 'apoyo moral', en palabras de la eurodiputada socialista María Sornosa, a la protesta para evitar que la UE financie el PHN.

Entre los firmantes figuran Mario Soares, ex presidente de Portugal; Daniel Cohn-Bendit, histórico líder del Mayo francés; el holandés Alexander de Roo, vicepresidente de la Comisión de Medio Ambiente de la UE, y los españoles José María Mendiluce, Rosa Díez, Joan Colom, Laura González, Raimon Obiols y Maria Sornosa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 8 de septiembre de 2001