Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
OPINIÓN DEL LECTOR

El ruido de Metrònom y los vecinos

No salgo de mi asombro ante las actividades paralelas que puede desarrollar una Fundación de Arte como Metrònom (Fundación Rafael Tous) para conseguir dinero. Alquila el edificio que alberga su sede de exposiciones (calle de Fusina, 9 de Barcelona) para la organización de glamourosas presentaciones de marcas de lujo como la de Carolina Herrera. New York, que se llevó a cabo el pasado jueves, o para el rodaje de cortos publicitarios a costa del descanso de los vecinos. Es una fundación que necesita instalar ruidosos y molestos grupos electrógenos en la calle hasta altas horas de la noche para asegurar el confort de sus lujosos invitados en el interior de un edificio concebido para albergar exposiciones de arte.

Todo ello no sería tan asombroso si la sala Metrònom no estuviera subvencionada por el Ayuntamiento de Barcelona y recibiese el apoyo de otra fundación privada como es la Fundación Vila Casas de Barcelona.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 8 de septiembre de 2001