Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Diplomáticos y familiares visitan a los 8 cooperantes detenidos en Afganistán y aseguran que están bien

Una delegación formada por tres diplomáticos de Australia, Alemania y Estados Unidos, y por los padres de dos prisioneros estadounidenses, visitó ayer por fin a los ocho cooperantes de la organización Shelter Now International (SNI), detenidos el 3 de agosto por las autoridades afganas acusados de predicar el cristianismo. 'Tienen un aspecto saludable, físico y psíquico. No tienen ninguna queja del trato que han recibido de los talibán', declaró el cónsul norteamericano en Pakistán, David Donahue, tras la visita que duró poco más de una hora.

El embajador del régimen talibán en Pakistán, Abdul Salam Zaeef, confirmó ayer la concesión de los visados a los diplomáticos al haber concluido la fase de instrucción de la investigación, y tras varias semanas de infructuosas negociaciones. El embajador añadió que serán juzgados por un tribunal islámico. Según la ley islámica vigente en Kabul, el proselitismo en favor de otra religión puede ser castigado con la pena de muerte, aunque la condena podría ser diferente tratándose de extranjeros. Las autoridades de Kabul no han facilitado información sobre la suerte de los 16 trabajadores humanitarios afganos de SNI, arrestados junto a los extranjeros.

Los ocho detenidos, cuatro alemanes, dos estadounidenses y dos australianos, tuvieron el domingo su primer contacto con el mundo exterior al recibir la visita de un equipo médico del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR). El Comité afirmó que los prisioneros se mostraron 'contentos' de verles y que los cooperantes (dos hombres y seis mujeres) se encontraban detenidos en el mismo centro.

El ministro talibán de Promoción de la Virtud y Prevención del Vicio, Salim Haqqani, declaró ayer a Reuters que su ministerio había avisado con anterioridad a la ONG de que 'estaban tratando de convertir musulmanes al cristianismo camuflándolo como actividades de ayuda humanitaria'. Las autoridades talibán encontraron entre el material de los cooperantes biblias y vídeos sobre la fe cristiana en pashto y dari, las lenguas locales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 28 de agosto de 2001