Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

56 alicantinos llevan dos días sin poder salir de China

Un grupo de 56 turistas, la mayoría alicantinos, permanece retenido desde el sábado por la mañana en el aeropuerto de Shangai (China). Los viajeros fueron trasladados por el guía de la agencia a una terminal aérea equivocada, extremo que originó la pérdida del vuelo.

José López, uno de los afectados, ha señalado que la firma Sin-Hua Travel Services, la agencia contratada por el grupo de turistas, no se hace responsable del error del guía y cada pasajero deberá abonar una cantidad extra, en torno a las 400.000 pesetas para regresar a España.

La pérdida del avión conlleva que los viajeros hayan quedado en una situación de ilegalidad, ya que ha expirado el visado con el que viajaron hasta el país oriental. Otro problema añadido es que la compañía aérea con la que viajaron no tiene vuelos hasta el próximo 18 de septiembre.

'Si no nos ayudan, de aquí no salimos', dice José López Duro, uno de los atrapados en la ciudad oriental. Han pasado tres días desde que el grupo de viajeros se viera obligado a perder el vuelo que debía transportarlos desde la ciudad de Shanghai al aeropuerto madrileño de Barajas. En este tiempo, la Embajada española en Pekín sigue sin responder a las llamadas de auxilio realizadas por los 56 viajeros, entre los que se encuentran niños y ancianos. 'Nos comentaron que si no había ningún muerto, tendríamos que esperar unos días', aseguró López.

El regreso por su cuenta se les presenta difícil teniendo en cuenta que China Eastern Airlines, la única compañía que vuela hasta Madrid, carece de billetes hasta el 18 de septiembre. La agencia con la que contrataron el viaje organizado les ha comunicado que si reúnen 22 millones de pesetas (400.000 por persona) podría gestionarles un viaje desde Hong Kong, ciudad en la que no es necesario el visado, hacia una capital europea. Los afectados comentan que muchos de los integrantes del grupo no pueden comprar el billete que les ofrece la compañía y que la única solución es que el Gobierno español se haga responsable y asuma las consecuencias 'de esta injusticia'.

Asuntos Exteriores

Ante esta 'situación de abandono' por parte de sus representantes legales en China, los pasajeros han optado por gestionar su vuelta directamente con el Ministerio de Asuntos Exteriores en Madrid. El colectivo ha comentado que en estos días se ha informado a la Generalitat Valenciana para que 'ejerza presión' a la Embajada de España en Pekín.

Los afectados han pasado estas dos últimas jornadas en los hoteles inicialmente contratados. Aunque también este aspecto del alojamiento será un problema a partir de hoy, ya que la agencia china tampoco está dipuesta a correr con más días de alojamiento y manutención de este grupo de viajeros. Entre los turistas que han quedado atrapados en la ciudad asiática se encuentran personas de todas las edades y profesiones, desde niños a ancianos, abogados, inspectores de Educación y también algún político.

Este colectivo de personas contrató un viaje por tierras chinas de 13 días de duración que incluía visitas a diversas ciudades del país por un precio de 180.000 pesetas. Los viajeros gestionaron los billetes a través de una agencia de China, por recomendación de unos de los afectados que, habitualmente, realiza sus viajes profesionales por medio de esta firma turística.

La República de China se ha convertido en los últimos años en uno de los destinos turísticos predilectos de los viajeros europeos, entre ellos los españoles. Según datos de la Oficina Nacional de Turismo de China en España, un total de 34.351 españoles visitaron el país el año pasado, cifra que supone un aumento del 18,9% respecto a 1999.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 27 de agosto de 2001