Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CULTURA Y ESPECTÁCULOS

Un curso sitúa a Murnau como el gran renovador de la técnica del cine

Valladolid

El cineasta Luciano Berriatúa, autor de cintas como El buscón (1975) o El lado oscuro (2000), de próximo estreno, aseguró ayer que el realizador alemán Friedrich Wilhem Murnau (1888-1931) fue el primer renovador de la historia del cine al 'cambiar radicalmente' la forma de hacerlo.

Berriatúa, que participó en una jornada del 38º Curso de Cinematografía de la Universidad de Valladolid, explicó que Murnau desarrolló en su época 'conceptos muy distintos' a los que existían entonces, basados en la pintura y en la imagen, hasta el punto de crear un lenguaje 'específicamente cinematográfico'. Murnau exportó al cine norteamericano técnicas como los movimientos constantes de cámara, los decorados en falsa perspectiva o el contraluz para mostrar el lado oculto de la realidad en películas como Satanás (1919) y Nosferatu (1922), dentro de una producción caracterizada por la ausencia de sonido.

Luciano Berriatúa, uno de los principales expertos en la obra de Murnau, seudónimo de Friedrich Wilhem Plumpe, recordó que, gracias al prestigio obtenido por sus aportaciones a la técnica cinematográfica, Murnau fue contratado en 1926 por el presidente de la Fox, William Fox, para rodar Amanecer (1927), que sería la primera cinta de su etapa en Hollywood.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 21 de agosto de 2001