'CASO FORMENTERA'

El fiscal propone imputar al 'número dos' de Matas en el PP de Baleares

La supuesta compra de votos en Formentera también salpica a otros dos ex altos cargos

La decisión de la fiscalía sorprendió al presidente del Gobierno, José María Aznar, en Palma de Mallorca, donde acababa de entrevistarse con el rey Juan Carlos. La primera pregunta de la rueda de prensa fue precisamente sobre el caso Formentera y la intención del fiscal jefe de actuar contra el número dos de Jaume Matas en el PP regional. Ésta fue su respuesta: 'Yo no tengo ninguna noticia de lo que usted me dice. Acabo de hacer el balance político del año... En todo caso, lo que decidan los ámbitos de la justicia será siempre respetado. No le puedo decir otra cosa porque no sé realmente de lo que me está hablando'.

José Juan Cardona era consejero de Industria del Gobierno autonómico que presidía Matas (1996-99) y su departamento contrató a aparentes delegados comerciales en Latinoamérica que luego se revelaron como agentes políticos electorales del PP. En Argentina, estas personas activaron una supuesta trama de manipulación de emigrantes españoles para incrementar el censo electoral de Formentera y motivar la posible compra de sus votos, para beneficiar al PP, en 1999. Las votaciones entre las dos listas de Formentera suelen disputarse por sólo decenas de votos entre los 6.000 insulares, y el parlamentario elegido suele ser decisivo para decantar la mayoría en el Parlamento balear.

Más información

La fiscalía de Baleares también implicó ayer a otros dos antiguos colaboradores de Matas en el Gobierno autónomo: el director general emisario en época electoral de las casas de Baleares en la emigración, Antoni Pastor, que es también diputado balear; y el ex secretario general de Agricultura, Carlos Gutiérrez. También será citado el alto funcionario Tomeu Mora, de la máxima confianza, al igual que Pastor, de la diputada nacional y ex consejera de Presidencia Rosa Estaràs.

El caso Formentera se destapó en plena campaña electoral de 1999 al descubrirse en el censo de Formentera un gran incremento de emigrantes residentes en el extranjero de familias desconocidas. El 90% de los votos por correo fueron para el PP, y en ellos estaban contabilizados 72 sufragios de residentes ausentes.

El sumario, abierto por supuesto delito electoral relacionado con otro de posible malversación de caudales públicos, estaba siendo instruido desde 1999 en un juzgado de Ibiza y ahora pasará al Tribunal Superior de Justicia de Baleares por la condición de aforados de Cardona y Pastor, ya que ambos son diputados autonómicos.

Según la fiscalía de Baleares, el caso Formentera mantiene el camino abierto hacia el Tribunal Supremo, única instancia autorizada para indagar la presunta implicación del ministro Matas -y también de Estarás-, como especificó ayer el fiscal jefe Antonio de Vicente Tutor, que ha dirigido los trabajos del fiscal de Ibiza, Antonio Torres.

El fiscal general del Estado, Jesús Cardenal, bloqueó semanas atrás una posible comparecencia ante el Supremo del ministro Matas, al paralizar los informes de los fiscales de Baleares. Cardenal impidió la posible imputación del ministro y señaló que antes debía indagarse a Cardona, quien para él era 'clave' por los contratos señalados. Tutor obedeció la instrucción de su jefe, pero ayer explicó, con pausas y énfasis: 'Que quede claro. Esto no quiere decir que la competencia quede definitivamente en el Tribunal Superior de Baleares. Si éste lo estima así, puede llegar a la Sala Penal del Supremo'.

Cardona manifestó ayer que la decisión del fiscal le parece 'perfecta': 'De una vez por todas podré colaborar. Tengo interés en comparecer y aclarar las cosas'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 06 de agosto de 2001.

Archivado En:

Te puede interesar

Curso de inglés online

Lo más visto en...

Top 50