Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ESCÁNDALO FINANCIERO

Pilar Valiente explicará el jueves en el Congreso la actuación de la CNMV

El PSOE estudia solicitar una comisión de investigación parlamentaria

La decisión de Pilar Valiente se produce después de que Rodrigo Rato anunciara la investigación de la auditoría de Gescartera. También ha recibido presiones de grupos parlamentarios de la oposición, y de informaciones que reflejan una actuación arbitraria del organismo supervisor en relación con Gescartera. Esta firma recibía el pasado mes de febrero el visto bueno de la CNMV para su transformación en agencia de valores, cuando sus principales accionistas habían sido sancionados en 1999. Valiente deberá explicar la actuación de este organismo supervisor en relación con el caso Gescartera.

El Gobierno no puede mirar hacia otro lado ante el escándalo y el cóctel político financiero que supone el caso Gescartera que tiene en vilo a centenares de pequeños inversores. Ésta es la opinión del PSOE que ayer, a través de su portavoz parlamentario, Jesús Caldera, apuntó hacia los "poderes públicos" como parte del asunto al preguntarse "si es posible que una sociedad pueda haber captado tantos recursos sin el apoyo, connivencia, recomendaciones o participación" de los mismos.

Caldera precisó que entiende por poderes públicos "a la Comisión Nacional del Mercado de Valores e hipotéticamente a altos cargos de la Administración, cuyo nombre pudo ser invocado para la captación de recursos".

El PSOE mantiene vivas sus solicitudes para que comparezcan en el Parlamento tanto la presidenta del CNMV, Pilar Valiente, que lo hará el jueves, como del vicepresidente económico, Rodrigo Rato y el ministro de Hacienda, Cristobal Montoro.

Sí estos dos últimos no lo hacen los socialistas pedirán la convocatoria de la Diputación Permanente y tras escuchar su versión calibrarán si encuentran elementos como para solicitar la creación de una comisión de investigación parlamentaria.

En la última reunión de la Comisión Ejecutiva Federal del PSOE antes de la vacaciones de verano se decidió seguir muy de cerca todo lo que hace referencia al caso Gescartera. Mientras que en nombre de la ejecutiva Jesús Caldera pedía las comparecencia de Pilar Valiente, Rato y Montoro, desde el Congreso el portavoz de economía del PP, Vicente Martínez Pujalte, anunciaba la comparencia para este jueves de la presidenta de la CNMV. También apuntó que en su opinión, el PSOE está "creando inquietudes" respecto a este asunto, porque "parece que quiere estropear el verano a miles de ahorradores". Sin embargo, para el PSOE "los poderes públicos" están relacionados con este asunto por la envergadura de la captación de recursos.

Muchas son las preguntas que se hace el PSOE y todas ellas entrañan una carga de sospecha notable para lo que en todo momento denominó "poderes públicos". Su conclusión es que sin "el apoyo, connivencia, apoyo o recomendación de esos poderes no hubiera sido posible la captación" de un volumen de recursos tan abultado. Caldera barajó las cifras más modestas que se manejan, 18.000 millones de pesetas, pero también se hizo eco de las informaciones que apuntan hasta los 60.0000.

Para ayudar a desbrozar este caso, el PSOE pedirá "los contratos-tipo" de esta sociedad y las actuaciones efectuadas para verificar la realidad de sus operaciones. "¿Por qué no se publicó la sanción que sufrió esta sociedad?". Más preguntas se hizo el portavoz. "¿Cómo es posible que la CNMV no detectó el modo de gestionar de esta sociedad y cómo era posible que se abonaran intereses muy superiores a los que da el mercado?". Alguien también tendrá que explicar el porqué hubo inversores "mas aventajados que otros" y que recibieron información de retirar sus ahorros a tiempo. De momento la responsabilidad más evidente que encuentra el PSOE se sitúa en la CNMV "por la ausencia de inspecciones para comprobar la veracidad de las operaciones".

Investigación a Luis Ramallo

El Ministerio de Administraciones Públicas analizará, a petición del propio exvicepresidente de la CNMV Luis Ramallo, si éste violó su régimen de incompatibilidades al haberse relacionado profesionalmente como notario con Gescartera tras abandonar el cargo en la CNMV, informa Efe. La prestación de esos servicios le generó unos honorarios de 486.750 pesetas, de las que ha recibido 374.685. Además de intervenir como notario en varios documentos, afirma que "por cortesía profesional" puso en contacto a los responsables de Gescartera con un banco interesado en su compra.

Luis Ramalló también se dirigió ayer a la Fiscalía Anticorrupción para ponerse a su disposición, de forma que si lo estima oportuno, pueda prestar declaración para aportar la información que conoce de Gescartera.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 31 de julio de 2001

Más información