Peralta promete inversiones en Alcoy para contrarrestar la crítica ciudadana y la crisis de la legionela

'El de alcalde es uno de los cargos que más agotan, desde todos los puntos de vista, en política'. Con esta afirmación y con el reconocimiento del 'mal trago' que ha supuesto el desarrollo de los distintos brotes de legionela en la ciudad, el alcalde de Alcoy, Miguel Peralta, ha cerrado su primer año de gobierno municipal. Miguel Peralta puso fin hace un año a 21 de gobierno socialista en la ciudad tras la dimisión de Josep Sanus y se muestra estos días convencido de 'haber realizado un trabajo importante', de haber puesto en marcha cerca de 60 proyectos que se encontraban en 'situación insostenible' y haber 'generado confianza' en el tejido empresarial.

Sobre estos ejes se ha apoyado para hacer frente a las distintas crisis sanitarias ante el avance de la legionela en Alcoy que durante su mandato llegó a afectar a 150 personas, además de afrontar las distintas críticas que han surgido de varios colectivos vecinales y ecologistas de la ciudad contrarios a los tres grandes proyectos que el gobierno del PP ha puesto en marcha con el apoyo de la Administración autonómica y central.

'En un año el PP ha logrado generar más crispación en Alcoy que en 21 de gobierno del partido socialista'. De este modo resumía el portavoz de Esquerra Unida (EU), Lluís Torró, la falta de participación ciudadana en el desarrollo de la política urbanística en los últimos meses. Estos proyectos de obras que han enfrentado a la sociedad alcoyana con el gobierno municipal son la construcción de un aparcamiento subterráneo en la única zona verde del barrio del Ensanche, la construcción de una planta de residuos a medio kilómetro del casco urbano de Alcoy y la canalización y encauzamiento del río Riquer que ha desencadenado una denuncia ante la Comisión Europea por parte de la Colla Ecologista La Carrasca-Ecologistes en Acció, por supuesta vulneración de la normativa europea de preservación del hábitat.

Obras

Miguel Peralta ha tratado de restar importancia a estos problemas estas últimas semanas con la promesa de inversiones en Alcoy cercanas a los 17.000 millones de pesetas, que contrastan con el recorte anunciado en inversiones desde el Gobierno valenciano y que elevaría el endeudamiento, según el portavoz del Grupo Socialista municipal, Amando Vilaplana.

Ajeno a estas críticas, el alcalde de Alcoy se ha comprometido a realizar las obras en los centros educativos Miguel Hernández, El Romeral, Escola d'Art, en el Hospital Virgen de los Lirios y el Hospital Civil Oliver, el centro de Salud de la Plaça de Dins, la rehabilitación del centro y la promoción turística de la ciudad con la puesta en marcha de un hotel, entre otros tantos proyectos, 'que no llevó a cabo el anterior gobierno socialista'.

Peralta ha mostrado su confianza en todo su equipo de gobierno e incluso ha salido en defensa del concejal de Sanidad, Julio Fontoba, que es el edil que más críticas ha recibido, por la manera en que ha afrontado las distintas crisis sanitarias que ha sufrido la ciudad a causa del avance de la legionella, cuyo foco sigue sin estar controlado a pesar del tiempo transcurrido desde que surgió el primer brote.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción