Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA OFENSIVA TERRORISTA

Balza prohíbe los actos convocados para ensalzar a la etarra muerta

Otegi califica a Olaia Castresana de 'patriota y compañera'

La decisión de la Consejería de Interior tuvo sus primeros efectos en las concentraciones convocadas para ayer por la tarde por Gestoras Pro Amnistía en todos los pueblos y capitales del País Vasco y Navarra, ya que todas quedaron ilegalizadas. La prohibición se hizo extensiva a los actos previstos para este mediodía y esta tarde en San Sebastián dentro de la 'jornada de lucha' convocada por grupos de la izquierda abertzale.

Desde la modificación del Código Penal aprobada en diciembre del año pasado por el Congreso de los Diputados, los responsables de la Consejería vasca de Interior han utilizado para prohibir ese tipo de manifestaciones la figura de la exaltación del terrorismo, incluida tras la citada modificación legal entre los delitos de apología del terrorismo contemplados en el artículo 578 del Código Penal.

A lo largo de este año, la viceconsejería de Seguridad, que dirige Mikel Legarda, ha prohibido varios homenajes y recibimientos en los pueblos natales de activistas de ETA condenados por la Audiencia Nacional que han cumplido su pena. Hasta primeros de abril, Interior no autorizó al menos tres homenajes.

Concentraciones ilícitas

Esas tres ilegalizaciones fueron recurridas por los letrados de Gestoras Pro Amnistía ante la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco. En los tres casos, el alto tribunal discrepó con Interior al asegurar en las resoluciones judiciales que el competente para este tipo de prohibiciones es el juez y no la autoridad gubernativa, aunque admitía la 'ilicitud' de los homenajes. En una sentencia del 27 de marzo pasado, el magistrado ponente Luis Ángel Garrido, recordó a Interior que 'cuando la conducta revista caracteres de delito [como es el caso de la exaltación del terrorismo en los homenajes de miembros de ETA], será en el seno del proceso penal [esto es, los tribunales] en el que se acuerde la suspensión' de este tipo de actos.

La modificación del Código Penal permite también evitar homenajes como los que se realizaron el año pasado a los integrantes del comando Vizcaya que murieron en Bolueta (Bilbao) al estallarles la bomba que transportaban.

Fuentes cercanas a la familia de Olaia Castresana indicaron ayer que la juez que lleva el caso en Torrevieja no entregará el cuerpo de la fallecida hasta que se le practique la prueba del ADN, para verificar su identidad.

El portavoz de Batasuna, Arnaldo Otegi, criticó ayer la prohibición ordenada por Javier Balza. En una rueda de prensa en San Sebastián, Otegi dijo que esa decisión del Gobierno vasco 'nos sitúa en un escenario de estado de excepción, que viene de la mano del Gobierno de Gazteiz, del PNV-EA y de la Ertzaintza'.

Otegi, quien calificó de 'compañera' y 'patriota' a la presunta activista de ETA muerta por la bomba que preparaba en un apartamiento de Torrevieja, acusó a los partidos nacionalistas de 'someterse a la estrategia del PP y el PSOE y, en definitiva, a aplicar a rajatabla la legislación española en este país'. El portavoz de Batasuna anunció la convocatoria de una manifestación para este sábado en San Sebastián, para que 'las gentes del país puedan manifestar su dolor', dijo.

Durante la madrugada de ayer se produjeron más actos de violencia callejera en localidades de Guipúzcoa y Vizcaya. En Ondarroa, el cuartel de la Guardia Civil fue atacado con más de diez cócteles mólotov.

El presidente andaluz, Manuel Chaves, hizo un llamamiento al PNV y al Gobierno vasco para que 'plasmen en hechos y actuaciones' la declaración de que su prioridad es la lucha contra ETA.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 27 de julio de 2001