Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El consorcio que lidera Endesa adquiere la empresa italiana Elettrogen por medio billón

La compañía es la segunda generadora del país y tiene una plantilla de 1.600 empleados

El grupo hispano-italiano, que ha superado la oferta de su competidor, el consorcio encabezado por Edison (filial del grupo Montedison), asumirá también una deuda de 1.060 millones de euros.

El consejero delegado de Endesa, Rafael Miranda, aseguró ayer que con la operación "Endesa cumple el 90% de los objetivos de expansión previstos por la compañía para el periodo 2001-2005". "Logramos", aseguró Miranda, "entrar en un mercado con los precios eléctricos más altos de Europa y con rentabilidades similares a las que se dan en España". Para esta compañía, "Elettrogen constituye una adecuada plataforma para generar valor de la inversión efectuada en el mercado eléctrico italiano y un apoyo para las actividades de comercialización a clientes liberalizados que la empresa española ya está realizando en España".

Con la adquisición de Elettrogen, Endesa logra una plataforma para desarrollar "todos" los segmentos del negocio en Italia y cambia de alguna forma "riesgo latinoamericano" por expectativas similares a las del mercado español. Hace apenas unas semanas, Endesa, que a finales del pasado año logró también poner un pie en el mercado francés con la compra de la pequeña compañía SNET, vendió la distribuidora argentina Edenor a la francesa EdF.

Según señaló ayer la compañía española en un comunicado, el precio pagado por Elettrogen equivale a unos 802 euros por kilowatio instalado "cantidad comparable a la de transacciones recientes realizadas en Europa, que oscilan entre los 531 y los 1.224 euros por kilowatio instalado". Fuentes de la compañía destacaron que es un precio inferior a las cantidades que se están manejando en otras operaciones en el mercado italiano como la OPA de Fiat y EdF sobre el grupo Montedison.

La operación del grupo Endesa, respaldada en lo financiero por el BSCH, se enmarca en su estrategia de expansión, una armadura compuesta de un plan de expansión hasta 2005 por importe de 2,9 billones de pesetas; un plan de desinversiones del que espera obtener 5.000 millones de euros (alrededor de 900.000 millones de pesetas) y ventas de activos en España como es el caso de Viesgo.

Cambio de planes

La apuesta italiana de Endesa no ha sido seguida en esta ocasión por la segunda del sector en España, Iberdrola. Aunque la compañía que preside Íñigo Oriol sí presentó la preceptiva "declaración de intenciones" para adquirir Elettrogen ante el Gobierno italiano el pasado mes de noviembre, el cambio en la dirección -con la sustitución del consejero delegado Javier Herrero por Ignacio Sánchez Galán- modificó los planes. En el acto previo a la junta que celebró la compañía en Bilbao, Sánchez Galán explicó que Elettrogen no tenía atractivo para su compañía. "Los números no nos convencen" aseguró.

El proceso de venta de Elettrogen tendrá que pasar aún por el filtro de la Comisión Europea. Endesa cree que todo puede culminar, como sucedió con la francesa SNET, en un par de meses.

Por otra parte, la Comisión Nacional de la Energía (CNE) ha apoyado a Enagas, la compañía que gestiona del sistema gasista en España, y ha denegado el acceso a sus instalaciones a Gaz de France Comercializadora -filial de la compañía pública francesa- por la inexistencia de una situación de reciprocidad entre ambos países. En el informe que ha elaborado, la CNE considera que Francia no ha traspuesto la directiva europea 98/30/CE, cuyo objeto es la apertura gradual de los mercados gasistas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 24 de julio de 2001