Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hachette negocia la compra de las 18 tiendas del grupo Virgin en Francia

El grupo Lagardère trata de hacer frente a Fnac, líder sectorial en Francia

El excéntrico millonario Richard Branson está dispuesto a retirarse de Francia. Su filial de distribución Virgin Megastore negocia la venta de las 18 tiendas que posee en territorio francés a Lagardère Media, que ha visto en esta operación una oportunidad de incrementar su tamaño en la distribución y retar a Fnac, líder del sector.

Tanto Virgin como Lagardère reconocieron ayer las conversaciones, después de que el diario Le Monde revelara su existencia. Ninguno de los dos ofreció detalles. 'Estamos estudiando lo que podemos hacer juntos', se limitó a indicar un portavoz del grupo francés, cuyo objetivo sería añadir los 18 almacenes de Virgin a la empresa Hachette Distribution Services, que gestiona ya las tiendas Extrapole, de notoriedad inferior. También se negocia la posibilidad de que Hachette obtenga los derechos de explotación de la marca Virgin para sus productos culturales. Éste es un grupo sumamente diversificado, que ofrece escasa información financiera -se le atribuye una cifra de negocio anual de casi un billón de pesetas- y posee desde tiendas de trajes de novia hasta compañías aéreas, pasando por la producción audiovisual, la edición, las tiendas de música o las bebidas sin alcohol.

Su notoriedad se construyó a partir del sello musical creado por Branson, del que éste se ha desprendido. Con las tiendas de Virgin, Hachette podría triplicar su potencial de un solo golpe y reunir así 37 almacenes, todavía lejos de los 58 de Fnac pero capaz de alimentar la idea de retar al líder.

El grupo Lagardère, presente en las industrias de defensa, automóvil y comunicación, es un gigante que facturó 12.200 millones de euros (algo más de dos billones de pesetas) el año pasado. Sin embargo, el 59% de su cifra de negocio corresponde a Lagardère Media, la rama dedicada a la información y la cultura, que preside Arnaud Lagardère, hijo del patrón. La distribución de productos culturales (Hachette Distribution Services), la edición (Hachette), la mayor editora de revistas del mundo (Hachette Filipacchi Médias) y una rama de audiovisual e Internet (Lagardère Active) constituyen sus cuatro terrenos.

Fnac reaccionó ayer con flema casi británica. Su presidente, Jean-Paul Giraud, recordó que la suma de tiendas de los otros dos grupos seguirá siendo inferior a las suyas. Valora la operación más bien como una alianza defensiva entre Extrapole, que 'tiene dificultades para equilibrar sus cuentas', precisó Giraud, y Virgin, que tardó mucho tiempo en salir de los números rojos. Fnac, filial de Pinault-Printemps-Redoute, tiene una veintena de tiendas en países europeos, siete de ellas en España.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 21 de julio de 2001