Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Zaplana destaca en el ecuador de la legislatura el crecimiento económico como logro popular

El presidente de la Generalitat cifra en el 80,2% el cumplimiento de su programa electoral

Zaplana convocó a los medios para hacer pública la valoración que hace su partido de su gestión en los dos primeros años de la presente legislatura. En un discurso en el que asoció continuamente a la autonomía términos como éxito, pujanza, potencialidades o futuro, afirmó con seguridad que este periodo es el de 'máxima prosperidad y progreso que ha vivido la Comunidad Valenciana'.

En el acto recordó que cuando ganó las últimas elecciones autonómicas sus prioridades eran insistir en las políticas económicas y en las de empleo. Y en su opinión, el resultado ha sido excelente. 'Seguimos avanzando en la convergencia real', aseguró en el primer punto de su lista de logros. Argumentó que 'es el cuarto año consecutivo que se está creciendo por encima del 4% anual', destacando que siempre por encima de la media española. Incluso se mostró optimista para el futuro, ya que 'todos los auditores del mundo económico' coinciden en vaticinar que la comunidad seguirá creciendo.

En el segundo capítulo, en el del empleo, indicó que en sólo dos años, merced a la gestión del PP, se ha superado el reto de crear 150.000 puestos de trabajo para este cuatrienio. A partir de este punto de su discurso empezó a desglosar, sin extenderse para 'no aburrir' a los periodistas convocados, una larga lista de triunfos en todos los campos de la gestión política, sin distinguir entre obras concluidas o sólo primeras piedras y mezclando planes y proyectos para acabar con un problema, con objetivos ya cumplidos. Así, destacó como propios proyectos del Gobierno central como el Plan Hidrológico Nacional y el AVE; obras concluidas o sólo licitadas, también de competencia del Estado, como la autovía Alicante-Cartagena o el trasvase Júcar-Vinalopó, y hasta proyectos de otras administraciones, como el Muvim o el Marq, dos museos promovidos por las diputaciones de Valencia y Alicante.

En el campo de lo tangible, destacó la aprobación en Cortes de 22 leyes, junto a importantísimas obras, que no desglosó, de modernización de regadíos, planes de saneamientos, infraestructuras sanitarias... Sí nombró el Plan de la Vivienda; el de la Salud; el de la Tarjeta del Inmigrante; la 'tremendamente innovadora' gestión de residencias de la tercera edad; el plan de implantación de la LOGSE, que concluirá en el 2003; el Plan Eólico; la futura Ley de Ordenación del Territorio; y hasta el proyecto del aeropuerto de Castellón.

De esta forma, el presidente de la Generalitat cifró en un preciso 80,2% el grado de cumplimiento del programa del PP. En la lista de logros evitó mencionar éxitos pasados. 'He sido exquisito, no he hablado de la legislatura anterior; sólo he hablado de dos años, si hablara de seis los resultados son impresionantes', explicó.

En cuanto a las críticas del PSPV sobre el crecimiento de la deuda de la Generalitat, explicó que 'es una situación absolutamente normal y perfectamente asumible'. Arremetió contra los socialistas -'ellos se endeudaron sin hacer nada'- y les retó a un debate serio en el que digan qué inversión no habrían hecho.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 17 de julio de 2001