Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La izquierda puede desbancar al PP de la alcaldía de la capital, según un sondeo del PSOE

El secretario general de la FSM y portavoz de los socialistas en el Ayuntamiento de Madrid, Rafael Simancas, presentó ayer un sondeo realizado por el PSOE sobre intención de voto en la capital, del que se desprende que la izquierda podría arrebatar la alcaldía al PP.

Diez años después de que José María Alvarez del Manzano recibiera por primera vez el bastón de regidor, esta encuesta, realizada para el PSOE por la empresa Inner Social Dynamics, SA, dice que el PP obtendría un 47% de los votos, frente a un 40% del PSOE y un 10% de IU, lo que les valdría respectivamente 26, 22 y 5 ediles.

Así las cosas, sería posible que Madrid tuviera un alcalde de izquierdas, como desean, según el sondeo, un 35% de los encuestados, frente a un 30% que prefiere un regidor de derechas; a un 22% le es indiferente; y un 13% que no sabe o no contesta. De los 1.200 encuestados, 799 recuerdan su voto en las pasadas elecciones municipales y autonómicas: el 50,4% votó al PP; el 39,1%, al PSOE, y un 8,3%, a IU.

Los encuestados sitúan entre los principales problemas de Madrid la seguridad ciudadana (26%), los transportes públicos (15%), el tráfico (11%) y la limpieza en calles y plazas (10%), seguidos por las obras (7%), el ruido (5%), la atención a los mayores (5%), la falta de vivienda (4%) y la sanidad (4%), temas todos que creen que han empeorado.

Para el sondeo se han realizado 1.200 entrevistas personales, mediante cuestionario, a ciudadanos mayores de 18 años repartidos proporcionalmente entre los 21 distritos de la capital. El trabajo de campo se realizó entre el 23 de mayo y el 8 de junio de 2001, entre una población que se situó ideológicamente en un 5,4 de media, donde el 1 era la extrema izquierda, y el 10, la extrema derecha.

Los datos, según Simancas, 'tienen un valor relativo, dado que está hecha a dos años de las elecciones', pero suponen 'un cambio en la actitud del electorado que debe ser para nosotros un estímulo'. 'El PP baja su intención de voto', agrega, 'porque el elector asume sus fracasos y sus incumplimientos, y el PSOE sube, de forma que es posible una alternativa'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 6 de julio de 2001