Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La UE autoriza la mayor parte de las ayudas a Babcok Wilcox y permite que se cierre su privatización

La Comisión Europea aprobará hoy la mayor parte de las ayudas públicas destinadas a la privatización de la empresa vasca de bienes de equipo Babcock Wilcox (BWE), propiedad de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), según anunciaron ayer fuentes comunitarias. Las mismas fuentes informaron que el Ejecutivo comunitario retrasará hasta el 11 de julio su decisión formal contra los incentivos fiscales a la inversión dispuestos por Álava, Guipúzcoa y Vizcaya y el Gobierno de Navarra entre 1995 y 2000 debido a 'problemas técnicos de traducción' de la resolución

La favorable resolución de Bruselas al grueso de las ayudas a Babcok Wilcok permitirá cerrar en próximas fechas el proceso de privatización y la toma de control por el grupo alemán Babcok Borsig, según fuentes de la compañía. La Comisión, que investigaba desde julio de 1999 las ayudas públicas por importe de más de 50.000 millones de pesetas concedidas por la SEPI para reflotar la empresa en crisis, amplió en junio de 2000 el expediente a algunos contenidos del contrato de adjudicación de la fabricante de bienes de equipo a Babcok Borsig. La operación de privatización suponía que el grupo alemán pagaba a la SEPI 7.487 millones de pesetas por los activos productivos, que pasarían a una nueva empresa, mientras la sociedad estatal se hace cargo del resto de bienes no relacionados con la producción, aportando casi cien mil millones de pesetas a saneamientos. La empresa alemana aceptó garantizar durante cinco años el empleo de 650 de los 1.130 trabajadores de Babcock.

Bruselas ha aceptado finalmente la mayoría de las ayudas públicas, rechazando una pequeña parte que no afecta a la viabilidad de la privatización.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 3 de julio de 2001