Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Realmente, ¿somos invisibles?

Todas las mañanas procuro leer su diario, pues lo considero el mejor medio de comunicación escrita de este 'país'. Pero lamentablemente el pasado día 7 de junio hubo un detalle que me molestó bastante y que le expongo en estas líneas, en el convencimiento de que hará lo posible para que no se vuelva a dar una situación similar.

Dicho día, tras leer un buen artículo de Isabel Ferrer que bajo el título ¿Dónde están las mujeres? se lamentaba del invisible papel que durante los actos de la última campaña electoral tuvieron las políticas británicas, no pude por menos que sorprenderme muy negativamente al comprobar que eran ustedes mismos los que convertían en invisibles a las nuestras. En su sección de Cataluña publicaban un artículo sobre la visita del presidente chileno, Ricardo Lagos, a Barcelona. Acompañaba dicho artículo una fotografía en la que aparecen retratadas cuatro personas, Ricardo Lagos, José Luis Rodríguez Zapatero, Pasqual Maragall y... ¡oh! el pie de foto omite a la cuarta persona, casualmente una mujer.

¿Acaso para ustedes también somos realmente invisibles? Es triste comprobar que una mujer como Trinidad Jiménez, licenciada en Derecho, experta en relaciones internacionales, asesora de la Comisión Progreso Global de la Internacional Socialista, presidenta del Comité de Relaciones Internacionales del Consejo de la Juventud de España, y actual secretaria de Internacional de la Comisión Ejecutiva del PSOE, puede llegar a ser invisible incluso ante las cámaras de un diario de prestigio como el que usted dirige.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 1 de julio de 2001