Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Orduña exige garantías de seguridad ante el traslado de 30 menores

El alcalde de Orduña, el peneuvista Koldo Xabier Eguiluz, ha exigido como condición para acoger en un centro de la población a 30 menores inmigrantes que se 'garantice la seguridad y la paz social' en la localidad. Los jóvenes fueron trasladados ayer de la residencia de Loiu, donde estaban ingresados, a la de Orduña, para dispersar al grupo minoritario de jóvenes conflictivos y aliviar la saturación del primer centro. La medida de la Diputación de Vizcaya fue mal acogida por los menores, algunos de los cuales trataron de evitar su traslado.

'La sociedad tiene la obligación de hacer un esfuerzo para integrar a estos menores. Pero la prioridad del pueblo es exigir que no se trastoque la convivencia', dijo Eguiluz, quien reconoció que en Orduña hay preocupación por la llegada de los menores. 'Cuando les tenemos al lado es el momento de demostrar que no somos xenófobos', concluyó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 29 de junio de 2001