Una estatua evoca a Fernando Quiñones en Chiclana

La viuda del escritor Fernando Quiñones (1930-1998), Nadia Consolani, descubrió ayer una estatua en bronce a tamaño real que recordará al poeta y narrador en su localidad natal de Chiclana de la Frontera. Al acto asistieron, entre otros, el alcalde de Chiclana, Manuel Jiménez Barrios, la autora de la escultura, Presentación Navarro, y el periodista y escritor Juan José Téllez, que recordó con unas palabras la figura del autor de Las mil noches de Hortensia Romero.

La estatua, en la que aparece el escritor con un libro en las manos y sentado sobre una piedra ostionera que formaba parte de los pilares del puente grande de la localidad, ha sido instalada orientada hacia el mar en el cementerio Mancomunado de la localidad, donde fueron enterradas sus cenizas.

Autor de más de 80 obras, el escritor de la generación del 50 escribió como ensayista del flamenco De Cádiz y sus cantes y El Flamenco, vida y muerte, y como novelista la citada Las mil noches de Hortensia Romero y La canción del pirata. Fue también muy conocido por sus relatos.

No obstante, Quiñones destacó ante todo como poeta, faceta en la que recibió los premios Tiflos, Adonais y Gil de Biedma, al escribir los 10 libros de la serie Crónicas, que concluyó poco antes de su muerte.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0022, 22 de junio de 2001.