GENTE

AROMAS CANARIOS

'Un pequeño tiburón había aparecido en la playa y nos aproximamos a verlo. Se me acercó una viejecita, con pelo blanco, me tiró de la camisa y dijo: pobre, su mamá lo estará buscando'. Lo contaba el catedrático Ricardo Cárdenes, uno de los cuatro pintores canarios que tiene obra en el Museo Reina Sofía, para describir cómo se estaban presentando en Madrid los aromas tabaqueros de Canarias, en la bodega de un conocido pub, casi al borde de la clandestinidad. Era difícil encontrar el lugar pero, una vez allí, el humo de los condales, goyas, flor de oro, regentas, vargas o candelas inundaba con sus fragancias el acto que contaba como maestro de ceremonias con la gran humanidad del cantante Caco Senante y la curiosa labor del torcedor Miguel Santana. Una función sencilla, sin famosos ni discursos, para dar a conocer el tabaco canario que, a pesar de las campañas, llega ya a muchos puntos del planeta, como Estados Unidos, Alemania, Israel o China.-

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS