La izquierda pide cuentas al Gobierno por el 'caso Olé'

La izquierda consideró ayer insuficientes e inaceptables los argumentos que el consejero de Universidades e Investigación, Andreu Mas-Colell, expuso en el Parlament sobre la venta del buscador de Internet Olé. Los diputados Rafael Ribó, de Iniciativa-Verds; Joan Ridao, de Esquerra Republicana, y Miquel Barceló, del PSC-Ciutadans pel Canvi, exigieron al Gobierno catalán que asumiera la responsabilidad política por lo que consideraron un cúmulo de 'incompetencia e irregularidades'.

El buscador de Interenet Olé fue vendido en 1996 por la Fundación Catalana para la Investigación (FCR) por 200.000 pesetas, cuando tenía el 7% del mercado. Tres años después fue revendido a una filial de Telefónica por 3.000 millones de pesetas. Mas-Colell explicó que la FCR vendió el buscador para librarse de la presión política que Esquerra Republicana ejerció en 1996 sobre el Gobierno catalán porque Olé no utilizaba el idioma catalán. El consejero dijo que la FCR, una fundación mixta integrada por representantes de la Generalitat y de importantes empresas privadas, fue sensible también a ciertas críticas que le recriminaban que compitiera con el sector privado.

Mas-Colell anunció que intentará negociar la 'recuperación' de parte de los beneficios obtenidos por la revalorización de Olé.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción