Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
GIRA DE BUSH

Bush pide que todas las democracias de Europa se unan a la UE y la OTAN

El líder estadounidense intenta tranquilizar a Putin

'La OTAN, incluso cuando crece, no es enemiga de Rusia. Estados Unidos no es enemigo de Rusia', aseguró Bush en un discurso pronunciado en la biblioteca de la Universidad de Varsovia, elegido por la Casa Blanca como momento estelar de su primer viaje a Europa. El presidente de EE UU anunció que durante la cumbre que la Alianza Atlántica celebrará el año que viene en Praga, su país estará listo 'para tomar decisiones concretas e históricas con sus aliados y avanzar en la ampliación de la OTAN'.

Putin, que se reúne hoy con Bush en Liubliana, ha calificado de 'inaceptable' la ampliación de la Alianza. A Rusia sobre todo le preocupa el ingreso de los países bálticos -Lituania, Estonia y Letonia-, antiguos integrantes de la Unión Soviética. 'Le diré al presidente Putin que Rusia es parte de Europa y que, por lo tanto, no necesita una zona neutral de Estados inseguros que la separe de Europa', dijo Bush.

La Casa Blanca preparó con sumo cuidado la puesta en escena y el contenido del discurso de Bush, a quien muchos esperaban en Europa con una mezcla de hostilidad y desconfianza. Al igual que sus dos predecesores en el cargo, el presidente estadounidense eligió Varsovia para dar a conocer las líneas generales de su política de seguridad en Europa. Su propio padre, George Bush, lo hizo en 1989, y Bill Clinton, ocho años más tarde, tras la cumbre de la OTAN en Madrid.

Ayer, el presidente estadounidense hizo hincapié en la necesidad de dejar atrás 'las doctrinas de la guerra fría' y afirmó que los conceptos de Este y Oeste están ya superados. 'Algunos siguen llamando a esto el Este, pero Varsovia está más cerca de Irlanda que de los Urales'. Fue una de las frases más aplaudidas por la audiencia polaca, a la que dedicó varios guiños durante su intervención. A renglón seguido, Bush añadió: 'No vamos a comerciar con el destino de los pueblos europeos libres. No más Múnichs, no más Yaltas'.

Para el inquilino de la Casa Blanca, la 'nueva Europa' debe incluir a Rusia, Ucrania y los Balcanes para propiciar la consolidación de la democracia y el libre mercado. 'Todas las democracias, desde el Báltico al mar Negro, deberían tener las mismas oportunidades de seguridad y libertad y las mismas oportunidades de integrarse en las instituciones europeas que las viejas democracias de Europa', señaló. Bush reconoció que Europa ha asumido la mayor parte del peso de las misiones de paz en la antigua Yugoslavia, aunque aseguró que EE UU cumplirá sus obligaciones en la zona. 'Entramos juntos y saldremos juntos. Nuestro objetivo debe ser acelerar la llegada de ese día', dijo.

Bush dedicó buena parte de su discurso a reafirmar que la alianza entre su país y la UE es la principal garante de la democracia, la seguridad y el libre mercado en el mundo. 'Europa y América nunca se separarán. Compartimos más que una alianza; compartimos una civilización'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 16 de junio de 2001