Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Mariscal le da la vuelta al logotipo de Madrid 2012

El artista presenta una modificación del emblema que el alcalde rechazó para promocionar la candidatura olímpica

Javier Mariscal ha estado un mes pensando cómo contentar al alcalde de Madrid, José María Álvarez del Manzano, que echó por tierra su primera propuesta de logotipo para la candidatura olímpica de la ciudad, que aspira a organizar los Juegos de 2012. Y, al final, el diseñador ha optado por dar la vuelta a su idea inicial o lo que es lo mismo la antorcha que antes era horizontal se ha convertido en vertical. A la imagen transformada, Mariscal le ha añadido el año en que Madrid aspira ser la capital del deporte mundial jugando con la inicial de la ciudad y que la M en números romanos equivale a mil.

Si Álvarez del Manzano rechazó el logotipo en febrero con los argumentos: 'no es expresivo ni representativo de Madrid', 'no hay ninguna referencia a Madrid' y 'es un dibujo que igual podría representar a Madrid que a Burgos que a Estocolmo', no se sabe qué cara habrá puesto el regidor cuando le hayan mostrado los cambios introducidos al diseño inicial.

El diseño se usará por primera vez para el 'maillot' de la regularidad de la Vuelta Ciclista

Lo que sí se sabe es que los responsables de la candidatura olímpica, con Feliciano Mayoral a la cabeza, están encantados con el nuevo logotipo de Mariscal. 'Ha estado un mes trabajando para perfeccionar su idea. Estuvimos con él para explicarle lo que queríamos y creo que el resultado es muy bueno. Mariscal es un fenómeno', aseguró ayer Mayoral.

Ignacio del Río, concejal de Urbanismo y figura clave en todo lo que tiene que ver con el desarrollo de la candidatura olímpica, parece que también ha dado el visto bueno y que hoy lo llevará a la comisión de Gobierno municipal.

Pero de nada servirán estos parabienes sin conocer qué opinión le merece el dibujo al Consejo de Administración de la Fundación Madrid Nuevo Siglo que se reunirá la próxima semana para pronunciarse. En esta ocasión, sus integrantes sólo deberán aceptar o rechazar la idea de Mariscal y no seleccionar una propuesta entre varias como sucedió en febrero cuando cinco premios nacionales de diseño -Enric Satué, Alberto Corazón, José María Cruz Novillo, José Torrent y Javier Mariscal- presentaron sus ideas. Cada uno de ellos cobró un millón de pesetas por su dibujo y Mariscal, al resultar ganador, cobró cuatro millones por su trabajo.

Mariscal recibió entonces la negativa del alcalde con tranquilidad. 'En esto del diseño siempre hay que oír al cliente. Si me dan argumentos puede que lo cambie. Ahora bien, si me dicen que tengo que quitar algo porque sencillamente no les gusta pues no lo cambiaré', explicó el artista.

Las razones que Ignacio del Río y Feliciano Mayoral le dieron debieron de convencer a Mariscal, que ha empleado un mes en llegar a la conclusión de que lo mejor era dar la vuelta a su idea inicial: lo que antes era horizontal ahora es vertical.

Del Río explicó a Mariscal que el logotipo ideal debía reunir tres características: 'Debe englobar un concepto, como en el caso de Sidney, que era el cuidado del medio ambiente. Después, como ha pedido el alcalde, debe tener algún elemento que el público identifique con Madrid. Y, además, el logotipo debe ser fácilmente comprensible para todos'.

Feliciano Mayoral está especialmente satisfecho con la idea de introducir en el logotipo el año olímpico y jugar con la doble simbología de la M. 'Es un lenguaje muy moderno, actual, que todo el mundo comprende. La idea de verticalizar el pebetero me parece también muy buena porque así el dibujo queda mucho más estilizado que el anterior'. Y añade: 'De todas maneras éste es sólo el primer boceto. Luego hay que realizar toda la evolución de la propuesta de Mariscal y entonces se verá verdaderamente las posibilidades que tiene este diseño. Recuerdo que cuando se propuso a Cobi como mascota de Barcelona 92 muchos estuvieron en contra; pero el tiempo demostró que era una buena idea'.

Pero tanto Mayoral como los miembros de la candidatura olímpica están preocupados por cómo recibirán los madrileños el nuevo diseño, conscientes de que la simbología de la ciudad que se propone desde el Ayuntamiento suele ser mucho más clásica y recurrente con los tópicos del Madrid castizo.

Ayer, Rafael Simancas, portavoz del grupo municipal socialista, aseguró al conocer el nuevo diseño de Javier Mariscal: 'No entiendo cómo antes no era representativo de Madrid y ahora que es igual pero vertical sí que lo es. Tal vez al alcalde ahora le recuerda a un madroño'.

Inés Sabanés, portavoz de IU, se muestra receptiva con la propuesta de Mariscal. 'Yo no fui de las mayores detractoras del primer diseño que presentó Mariscal. Eso sí, a lo mejor había otra fórmula para entenderlo mejor. El trabajo de Mariscal me ha gustado siempre, por tanto no seré de las que entre a degüello. Hay que verlo en dinamismo. Hay que ver el proyecto funcionando. El diseño de Mariscal es mucho más dinámico y moderno en contraste con lo que utiliza habitualmente el Ayuntamiento'.

La oficina olímpica de la candidatura Madrid 2012 tiene previsto que el logotipo de Mariscal se deje ver por primera vez en el maillot de la regularidad de la Vuelta Ciclista a España, que se corre el próximo mes de septiembre y que finalizará en el paseo de la Castellana.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 15 de junio de 2001