Crónica:ASAMBLEA - PREGUNTAS CON RESPUESTA
Crónica
Texto informativo con interpretación

Los ruidos de los hombres

El presidente de la Asamblea, el popular Jesús Pedroche, recibió ayer el aplauso unánime de las señoras diputadas. Merecido aplauso. Cortó, firme, el poco afortunado comentario de taberna del parlamentario de IU Franco González, quien, para justificar su oposición al cierre del centro de adultos de Mar Amarillo, había dicho: 'Usted aduce que los profesores están a punto de jubilarse; pues yo los veo en muy buena forma, sobre todo a las mujeres'. Hay palabras que carga el diablo y tienen retroceso. Así que, en su respuesta, el consejero de Educación, Gustavo Villapalos, entró al trapo y contestó: 'Si usted ve en mejor forma a las señoras, es cosa suya...' No pudo decir más. Pedroche, serio, le cortó: 'Dejen, tanto el señor consejero como el diputado señor González, de hacer referencias al sexo de los profesores. Que no consten sus palabras en el diario de sesiones'.

'Dejen, tanto el consejero como el señor González, de referirse al sexo de los profesores', ordenó Pedroche

Aplaudieron las mujeres desde sus bancos, desde la derecha y desde la izquierda. Y se disipó ese ruido que tan bien definió el verso de Ada Salas: 'Se acercan en bandadas / los ruidos de los hombres'. Hay sesiones en las que los hombres vienen en bandadas.

De ruidos y alborotos habló también Fernando Marín, de IU. Preguntó por qué el Gobierno regional no sancionaba al Real Madrid por el trato que había dado al monumento de la Cibeles en la celebración del título de Liga: 'Es raro que un hombre como el delegado del Gobierno, tan estricto él con otro tipo de manifestaciones, se muestre tan comprensivo con estos actos. Él dijo que había autorizado a dos jugadores a que subieran a la estatua. Y, luego, el alcalde dijo que a uno', recordó Marín. Villapalos confesó que él se acababa de enterar ayer de tales autorizaciones, pero que era partidario de 'pedir responsabilidades' al club de fútbol. No obstante, aclaró que, en este caso, el Gobierno regional no tiene competencias para sancionar.

Debe haber problemas de comunicación graves. En el pleno de ayer, el consejero de Medio Ambiente, Pedro Calvo, dijo entender una pregunta del diputado socialista Francisco Garrido sobre si eran o no aptas para el baño las aguas del Alberche y del embalse de Manzanares el Real. Dijo entenderle, porque estaba acostumbrado a interpretarle, pero le advirtió de que la duda persistía, ya que en el embalse está prohibido bañarse porque son aguas destinadas al consumo humano, con que... Garrido acertó a decir: 'Hombre, en cualquier caso, si no es apta para el baño, menos lo será para beber'.

Es importante la comunicación. Al socialista Antonio Carmona no se le entenderá, pero no será ni por falta de ardor ni por falta de citas cultas. Abrumó con ellas a sus señorías al defender la necesidad de una política que permitiera a la región situarse en el puesto que le corresponde en una sociedad de la información. Pero el consejero de Economía, Luis Blázquez, socarrón, le felicitó por las ganas y le regañó por su falta de rigor. No sería en sus lecturas, las cosas como son.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Carmona, ayer, estaba feliz. Por algo la querella que le había puesto Gustavo Villapalos por calumnias había sido archivada. Pero también es verdad que las acusaciones vertidas contra el consejero sobre operaciones urbanísticas en Somosaguas ni fueron probadas ni se compadecían con la realidad. Ruido de otra clase, sin duda que no debe producirse.

Entendimiento poco hubo entre el socialista Lucas Fernández y el consejero de Sanidad, José Ignacio Echániz. El uno pedía los hospitales del Este y Aranjuez. Y el otro respondía que no hacían falta. 'El presidente Alberto Ruiz-Gallardón ha dicho que Aranjuez debe de estar contento porque va a tener casino', se lamentó Fernández. '¡Dónde queda el interés de los madrileños, madre mía!'.

Tampoco pareció del interés del Gobierno la proposición no de ley que llevó Julio Setién, de IU, para paliar las emisiones de dióxido de carbono. Y eso que cualquiera firmaría la ampliación del transporte público, la construcción de aparcamientos disuasorios o la celebración de los días sin coche. Bueno, esto último no todo el mundo. Fue rechazada. Igual que rechazadas fueron las enmiendas de IU y del PSOE sobre la Ley del Patrimonio de la Comunidad que, con buena voluntad y malos resultados, defendieron Franco González y Adolfo Piñedo.

Mejor suerte tuvo la propuesta de instar al Gobierno regional a elaborar, en un plazo de tres meses, un programa de sustitución con metadona para los toxicómanos, defendida por Eduardo Sánchez Gatell (PSOE). Fue aprobada con un solo voto en contra. Pero fue un error. El vicepresidente y consejero de Urbanismo, Obras Públicas y Transporte, Luis Eduardo Cortés, se equivocó de botón. Su intención no era ésa.

No asistió ayer al pleno el presidente Alberto Ruiz-Gallardón. Y había como un aire de desamparo entre los miembros del Gobierno. Todos, sentaditos, tan formales al principio, fueron abandonando, uno a uno, el hemiciclo a lo largo de la tarde. Sería para no meter ruido. Se trabaja mucho en los pasillos. Pero hoy, los diputados que lo deseen tienen libre para ir a ver los toros de la corrida de la Beneficencia, ya que para eso fue anticipado el pleno al día de ayer.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS