Manifestación en Granada contra la supresión del tren nocturno a Madrid

Los empleados de Renfe piden la renovación de las infraestructuras

Coincidiendo con el tradicional cambio de horario de verano de los trenes, que entra en vigor el domingo, Renfe ha decidido suprimir esta línea de unión entre Granada y Madrid, por lo que se mantiene sólo el tren Talgo vespertino.Está previsto que se refuerce esta conexión con otro tren de similares características, que saldría de Granada a las 9 de la mañana y llegaría a Madrid a las 2 de la tarde. Pero esto no es suficiente para los que protestan por la supresión del tren nocturno, ya que éste era el único que aseguraba a los viajeros estar en Madrid a primera hora de la mañana. 'Con esta medida obligan a que un viaje en tren a esta capital sea obligatoriamente de dos días', expuso Pedro Collado, presidente de la Asociación Amigos de los Ferrocarriles y Tranvías, quien auguró un escaso futuro al nuevo tren que sustituirá al Estrella Sierra Nevada. 'Esta solución no sirve para nada. Después del verano seguramente se suprimirá porque lo utilizará muy poca gente'.

La falta de rentabilidad del tren nocturno entre Madrid y Granada se debe arreglar, según el comité de empresa de Renfe en Granada y la asociación a favor del ferrocarril, con la modernización de las infraestructuras, en lugar de su supresión. Collado aseguró que hay tramos de la vía en este recorrido que no se han reformado en todo el siglo XX, lo que justifica que el tren Estrella Sierra Nevada tarde más de nueve horas en recorrer 430 kilómetros. La vía desde Granada hasta Linares está sin electrificar, por lo que es necesario que el tren se mueva a través de una locomotora diesel que al llegar a la localidad jienense es sustituida por otra eléctrica en una operación que supone un coste elevado de tiempo.

Collado aseguró que una solución intermedia, como el uso en el tramo a Madrid de trenes diesel iguales a los que se emplean para realizar el trayecto de Granada a Sevilla, y a la inversa, redundaría en una disminución de cuatro horas de tiempo de viaje.

La marcha de protesta se inició ayer, a las siete de la tarde, en la estación de ferrocarril de Granada y llegó hasta las puertas de la Subdelegación del Gobierno, a la que accedieron varios representantes del comité de empresa para presentar un informe a las autoridades.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS